¿Porqué las botellas de vino no son de un litro de capacidad?

¿Porqué las botellas de vino no son de un litro de capacidad?

- in Curiosidades, Top 10
2147449396 views
botella de vino

¿Porqué las botellas de vino no son de un litro de capacidad?

En algún momento seguro que te lo has preguntado, pero como siempre ha sido así, lo das por hecho sin más. Pero todo tiene una explicación, y hemos indagado para poder saber la respuesta a esta pregunta.

Hace miles de años que bebemos vino, y en sus inicios, se conservaba en pellejos de vino, para pasar a las barricas de roble, con el paso de los años.

De hecho, el formato de botella de 750 ml se debe a desarrollos relativamente nuevos. Fue en la década de 1970 cuando muchos países implementaron esta medida. En 1975, la ley europea sobre envasado (Directiva n. ° 75/106, que luego reemplazaron por una futura directiva) anunció que el vino solo se puede vender después de envasarlo en un determinado tamaño de envase, estableciendo así que solo está permitido el formato de 75cl. Estados Unidos sigue la legislación europea y tomará las mismas medidas al formular sus métricas de envasado de líquidos, que entrarán en vigor en 1979.

Las botellas de vino y sus teorías

La otra teoría más ampliamente utilizada es bastante práctica y se remonta al proceso de producción de botellas de vidrio utilizando tecnología de «soplado». Evidentemente, la capacidad pulmonar del soplador es limitada, por lo que la fuerza de soplado puede alcanzar una capacidad máxima de 650-750 ml.

Otra teoría es que el tamaño de 750ml es lo más conveniente para los clientes y los viticultores. Según esta teoría, según el estándar habitual de las osterias italianas (antigua taberna, todavía vigente hoy), la cantidad exacta de vino por 75 cl se puede utilizar para 6 tazas (125 ml por taza). Algunas personas dicen que esta regla fue formulada por Napoleón en Francia en el siglo XVIII porque se considera «la cantidad correcta que una persona debe beber en la cena».

El envase de vino es un factor importante que afecta la calidad del líquido que contiene. Para los expertos en el campo de la enología, el formato «magnum» (botella de 1,5 litros) favorece el envejecimiento lento y armonioso del vino. Esto es debido a la mayor capacidad del envase y la menor relación oxígeno / líquido. Este proceso de maduración es muy elogiado en vinos de alta calidad, haciéndolo más estable en evolución. Incluso alargando su ciclo de vida, convirtiéndolo en una opción ideal para vinos longevos.

Por tanto, cuanto mayor sea el volumen de vino en la botella, menor será la velocidad de envejecimiento. De esta forma, el tamaño de 75 cl es muy ventajoso para expresar los matices del vino. Dado que el contenido de oxígeno es inferior al de las botellas de gran volumen (como «Magnum»), la evolución del vino se ralentiza y su aroma y belleza se multiplican.

You may also like

FOTOS| Casa derrumbada esta noche en el centro de León

Casa derrumbada esta noche en el centro de