Conmovedoras palabras y homenaje en un pequeño bar

bar

Hace algunos días un usuario de la red social Facebook, decidía hacer pública la situación que ha vivido en un pequeño bar ante la situación de crisis económica en la que muchos negocios se encuentran. No dejen de leer las conmovedoras palabras y homenaje en un pequeño bar.

«Entré en un bar pequeñito de mi pueblo. Pedí un agua con gas a la chica que atendía la barra. –No me queda, dijo. Sonreí. –Pónmela normal, pero fresca a ser posible. –Fresca no, es del tiempo, me contestó. Volví a sonreír». Así comienza el conmovedor relato de este usuario.

Tras numerosas peticiones, agua con gas, hielo o aceitunas, la negativa de poder servírselo al estar agotado provoca una situación de empatía por parte del cliente digna de mención.

«Pero ella sabía muy bien que eso le pasaba cada día, y que no quería cerrar el negocio porque se resistía a perder lo poco que le entraba en la caja y que no le daba para aguas con gas ni leches en vinagre. Gracias que había podido pinchar un barril este mes y que veríamos a ver cuando se lo pagaba al proveedor de cerveza».

Tras unos instantes en el bar, el cliente se da cuenta de la situación que están viviendo y reacciona con una reflexión que nos hace pensar a todos, en que para afrontar esta situación es necesario la colaboración de los unos con los otros.

«De pronto caí en la cuenta de todo eso y le dije: -No quiero limón, no te preocupes, así está todo muy bien. Ella intentaba mantener la cabeza bien alta y sostener su dignidad para que no cayera como un edificio cuando lo quiebra un terremoto».

A continuación el relato completo:

SOBRAN LOS PEQUEÑOS !!!Entré en un bar pequeñito de mi pueblo. Pedí un agua con gas a la chica que atendía la barra….

Publicada por José Manuel Valdés en Miércoles, 2 de septiembre de 2020