Cristiano Ronaldo culpable de la millonaria pérdida de Cola-Cola

Cristiano Ronaldo culpable de la millonaria pérdida de Cola-Cola

- in Curiosidades
2147428738 views
cristiano ronaldo coca-cola (1)

Como ya sabemos todos, y como nos mostraba la película «El efecto mariposa», el más mínimo gesto puede cambiar el mundo. Y eso es lo que le ha pasado a Cristiano Ronaldo, que ya tachan de culpable por la millonaria pérdida de Coca-Cola.

Cristiano Ronaldo y la metedura de pata con Coca-cola

El más mínimo gesto o palabra del jugador de fútbol, puede llegar a repercutir de tal forma, que por muy increíble que creamos, puede tener consecuencias devastadoras a nivel mundial. Tanto es así este mismo, lunes 22 de junio provocaba la hecatombe en la multinacional Coca-Cola.

cristiano ronaldo coca-cola (1)

Esto es lo que ocurrió en la rueda de prensa

El motivo no es otro que lo ocurrido en la rueda de prensa que ayer se celebraba, antes de que diera comienzo el partido de Portugal contra Rusia. En el sitio donde iba a sentarse el astro del balón había situadas dos botellas de Coca-Cola.

Cristiano apartó las botellas de Coca-Cola con gesto de desprecio y pidió agua

Sin más miramientos las apartó, y pronunció la frase que ha hecho perder millones de euros a la marca de bebidas azucaradas: «Agua. Coca-Cola…« Lo dijo dirigiéndose a las cámaras y dando a entender que lo que ha que beber es agua, no Coca-Cola.

cristiano ronaldo coca-cola (1)

4.000 millones de dólares perdidos por este gesto

El simple hecho de pronunciar estas tres palabras, «agua. Coca-Cola…», ha provocado pérdidas mil millonarias a la compañía más exitosa del mundo. Una caída del 1,6% en el bursátil, que supone la pérdida de, nada más y nada menos que un total de 4.000 millones de dólares. Esto significa que Coca-Cola pasó de tener un valor de 242 mil millones de dólares a 238 mil millones.

cristiano ronaldo coca-cola (1)

Sergio Requejo

You may also like

ALERTA ALIMENTARIA| Encuentran residuos tóxicos en los helados

Todo lo que tienes que saber sobre la última alerta alimentaria