Un paseo por León, el Castillo

Un paseo por León, el Castillo

- in Cultura y Turismo
espolón_castillo

Un paseo por León, el Castillo, es el tercer capítulo de nuestro paseo por la ciudad. Desde aquí pasaremos a San Juán de Regla, antes palacio de Renedo de Valdetuejar.

También en oscuro calabozo de esta fortaleza y con grillos en los pies, encerró Ramiro II a su hermano Alfonso IV el Monje, después de sitiar León y obligarle a rendirse; y poco después condujo a esta misma prisión a los hijos de Fruela.

Fruela_castillo
Fruela

Alfonso, Ordoño y Ramiro que estaban rebelados en Asturias, presenciando este castillo el horror de que en un mismo día les sacaron los ojos a los cuatro, conforme a la ley goda.

Algunos años más tarde el Conde de Castilla y Diego Núñez se rebelaron contra Ramiro II, quien los convierte en prisioneros, encerrando a Don Diego en el de Gordón y al Conde en esta fortaleza de León.

El Castillo es testigo de muchos horrores a lo largo de los siglos

Según cuentan los romances de Sepílveda y Timoneda, su esposa lo liberó disfrazándole con sus vestidos siendo este gesto admirado por el rey, que la envió a Castilla junto a su marido.

Al conjuro de la leyenda surge aún más definido en las oscura lejanía de los tiempos el castillo famoso, teatro de tantos acontecimientos históricos de que se apoderó el Romancero para su inmortalización en la cultura popular.

En las crónicas y suscripciones de privilegios reales, se encuentran también los nombres de muchos alcaides de esta fortaleza, que la tenían con las demás torres de León en nombre del rey.

ramiro_castillo
Ramiro I

Esta serie que comienza en el siglo XI aparecen célebres magnates como los Ponce de Minerva, Jimeno, Manrique, Albertino, Conde Froilán, Ferrán Ruiz, Quiñones, Ramírez de Guzmán y otros muchos.

Hasta que Alfonso de Blanca, a quien la reina Doña Isabel la Católica vino a León desde Valladolid solo para despejarlo de la fortaleza al saber que andaba en tratos secretos con el rey de Portugal que le ofrecían grandes sumas de dinero a cambio de entregar el castillo.

La reina nombró alcaide en su sustitución a un caballero de su casa, Don Sancho de Castilla, que venía con ella y con el Cardenal de España.

You may also like

Varios trasteros calcinados en un grave incendio urbano este fin de semana

Varios trasteros calcinados en un grave incendio urbano