«No puede ser que una misma profesión, no reciba igual trato»

Denuncian la discriminación de las enfermeras

El Sindicato de Enfermería, SATSE pide una vez más que las enfermeras que trabajan en las residencias y centros dependientes de la Gerencia de Servicios Sociales perciban la gratificación extraordinaria de igual modo que los los sanitarios que trabajan para Sacyl. Por esta razón denuncian la discriminación de las enfermeras.

El colectivo considera que no se puede discriminar nuevamente a las enfermeras que trabajan en este ámbito. Ya que son personal sanitario igual que las que trabajan en Sacyl. Asimismo poseen la misma formación y funciones, y porque también han hecho un tremendo esfuerzo durante la pandemia de Covid-19, en unos centros en los que la enfermedad ha golpeado especialmente.

Cabe destacar que las enfermeras de Servicios Sociales han hecho las mismas funciones que en Sacyl han sufrido la misma presión asistencial. De Igual modo ha expuesto su salud ante la lucha para frenar la pandemia.

«No puede ser que una misma profesión, no reciba igual trato»

Por esta razón, SATSE exige que no dé largas a este reconocimiento. Tanto a la profesionalidad como al intenso trabajo en las residencias. «No puede ser que una misma profesión, no reciba igual trato».

Esta actitud es dar a entender que: «no se valora su esfuerzo, imprescindible para mantener la asistencia a los mayores».

Al mismo tiempo, SATSE Castilla y León exige que las enfermeras que trabajan en centros educativos de la Comunidad y que fueron desplazadas para trabajar en las residencias y centros de Servicios Sociales debido a la pandemia también reciban esa compensación al esfuerzo realizado porque ellas también han padecido las mismas condiciones de trabajo y los mismos riesgos: presión asistencial, falta de EPIS, etc.

Digital de León