Detención de una ganadera por la muerte de 350 cabras

El Servicio de Protección de la Naturaleza (SEPRONA) de la Guardia Civil, en el marco de la operación MAXIMUS, encaminada a la detección, control de actividades y conductas ilícitas relacionadas con el bienestar animal en el ámbito ganadero, procedieron a la detención de una persona en la comarca de la Litera (Huesca) como presunta autora de un delito de maltrato animal.

La detención se produjo como consecuencia de los controles que realizan los agentes del SEPRONA en explotaciones ganaderas para corroborar que se cumple con la legislación vigente en cuanto a bienestar animal se refiere. Fruto de estas inspecciones en granjas y explotaciones, los agentes se personaron en una granja caprina situada en la comarca oscense de la Litera.

Durante el registro e inspección, la Guardia Civil localizó 346 cabras fallecidas por inanición en diferentes estados de descomposición y 36 ejemplares en condiciones deplorables, encerradas sin comida ni agua, por lo que los agentes procedieron de forma urgente a facilitarles alimento.

Por tal motivo, la Guardia Civil detuvo a la propietaria de la explotación, una mujer de 47 años.

El pasado año, en el desarrollo de la operación MAXIMUS, se detuvo o imputó a un total de 6 personas por sendos ilícitos de maltrato animal.