Así está el Monte San Isidro tras las heladas en León

El Monte San Isidro es un espacio forestal que se sitúa en las inmediaciones de la ciudad de León. Por su relieve y vegetación constituye un enclave de gran interés biológico en el seno de un área periurbana inmediata a León.

La proximidad de este espacio de especial interés ambiental a núcleos urbanos permite su utilización como zona recreativa y de contacto con la naturaleza por parte de la población leonesa.

Todos los leoneses recordamos nuestra infancia recorriendo el bosque y los pequeños parques que hay en la zona. Mañanas y tardes en familia haciendo barbacoas, comiendo tortilla de patata, tomando café y como colofón de la tarde, un apartida de cartas o parchis. Los más valientes decidían bajar la comida recorriendo el Monte San Isidro con un palo, un montañero por un día.

Muchos son los recuerdos, pero también las pérdidas. Pese a ser una zona cuidada y con amplias zonas de recreo, nada es cómo antes. 

El Monte San Isidro una oferta cultural imprescindible para León

El Monte San Isidro es una zona imprescindible para el corazón de León tanto o más que la Candamia. Por ello todos los leoneses debemos cuidarla y respetarla.

Pero también hay que fomentar su utilización. Ya que el Monte San Isidro no es un mero bosque, si que también dispone de Servicio Bar-Cafetería, zona de parking, barbacoas, puntos de agua potable, Juegos para niños, bolera y juego de petanca, Circuito Deportivo completo de 1,5 Kms. de longitud con doce aparatos diferentes de gimnasia, paseos afirmados en tierra y una oferta cultural consistente en un Parque Escultórico integrado por una colección de esculturas de tipo público de diversos artistas leoneses integradas en rincones naturales de gran belleza lo que refuerza una oferta cultural relevante.

Por ello, es necesario que desde la Diputación de León inviertan más dinero en el mantenimiento de la zona.