Los testimonios de las personas del pueblo cuentan cómo era Corniero antes y cómo ha evolucionado hasta nuestros días, como son los inviernos y los veranos en uno de los lugares con más encanto de la montaña vadiniense.