Desmantelan un laboratorio de medicamentos fabricados artesanalmente

Agentes de la Guardia Civil desmantelan un laboratorio de medicamentos fabricados artesanalmente con fertilizantes para uso agrícola. Los hechos han concluido con un detenido de 59 años.

Desmantelan un laboratorio de medicamentos fabricados artesanalmente

Asimismo se le imputan dos delitos, un delito contra la salud pública y otro referente a la propiedad industrial.

También, como consecuencia de la operación se investiga a dos mujeres. A una de ellas como presunta colaboradora en la fabricación, suministro y almacenamiento de los medicamentos y otra  residente en Alicante donde el detenido tenía una segunda residencia.

Desmantelan un laboratorio de medicamentos fabricados artesanalmente

laboratorio de medicamentos fabricados artesanalmente con aminoácidos

La operación se inicio a finales del pasado año, cuando los agentes recibieron una denuncia en el Puesto de la Guardia Civil de Pravia. En la denuncia que interpuso un hombre se manifestaba que siendo parte de una sociedad que trabajaba con aminoácidos para la agricultura le habían bloqueado el correo electrónico de la empresa y habían cambiado las claves, perdiendo toda clase de contacto con su socio en la sociedad, que le acusaba de inactividad.

Cabe destacar que las ventas de este producto se hacían principalmente en Rusia, Ucrania y otros países de la zona, desde principios de ese año,

Por tal motivo, los agentes comenzaron una investigación. Finalmente observaron que  existían varias irregularidades.

Asimismo, los agentes constataron que V.S. se dedicaba a la fabricación casera de supuestos medicamentos para el consumo humano en su vivienda de Tudela Veguín y que comercializaba en Asturias,  Alicante y  Rusia.

Por tal motivo,  se procedió a la detención de V.S. El detenido afirmaba que este fármaco era un protector y activador de la regeneración en el organismo humano que contrarrestaba dolencias de gravedad como cáncer y síndromes de ansiedad o cansancio. El falso medicamento preparado era vendido al precio de 60/80 € por unidad. Estos medicamentos falsificados suponen un importante riesgo para la salud ya que carecían de las mínimas medidas de control en su fabricación, transporte y almacenamiento.