Detenidas una madre y una hija por estafar medio millón de euros con una falsa enfermedad

Policía Nacional
Policía Nacional. Imagen de Archivo

La Policía Nacional ha detenido a una madre y a su hija en Huelva tras haber solicitado ayuda económica a través de un programa de televisión para poder sufragar los gastos de la enfermedad del marido y padre de las acusadas por estafar a los espectadores que aportaron sus donaciones. Las dos detenidas, se inventaron un «serie de historias» en las que incluían «muertes falsas». Con todo esto consiguieron que los estafados, aportasen cerca de 500.000 euros, 375.000 a una sola persona.

Según fuentes de la Dirección General de la Policía, que ha facilitado un comunicado, la madre, en 2014, apareció en un programa de televisión en compañía de su marido, el cual se encontraba en silla de ruedas por motivo de un accidente de moto que le había causado una parálisis cerebral. Esta aparición tenía como objetivo solicitar una ayuda económica para costear tanto un andador como una terapia especial. Finalmente, cuando consiguieron las donaciones de los espectadores, las arrestadas maquinaron un plan con el objetivo de seguir teniendo ingresos de esas mismas personas, inventando «historias dramáticas» con el fin de generar pena en las víctimas.

Esta «enjambre de mentiras», según la Policía, permitió a las detenidas estafar 375.000 euros a una sola persona, víctima principal de toda la trama. Las investigaciones han comenzado este 2019, tras haber recibido una denuncia de una señora, que creía ser víctima de una estafa. En la propia denuncia, contaba que aceptó donar grandes cantidades de dinero para que esta familia pudiese correr con los gastos del andador y tener acceso a una terapia especial. Según los agentes, determinaron que la situación clínica de la enfermedad era cierta, aunque la acusada, al ver que estaban consiguiendo su propósito, continúo su plan para seguir recibiendo una suma de dinero.

Tramaron una variedad de «episodios falsos en los que ocurrían varios infortunios» y gracias a esto, consiguió crear una pena en sus víctimas haciéndoles creer que la suma de dinero recaudado no era suficiente para pagar los gastos que dicha enfermedad causaba.