Un donante de órganos transmitió cáncer a cuatro personas

Como consecuencia del cáncer de mama y la metástasis, tres de los cuatro pacientes fallecieron

Un donante de órganos transmitió cáncer de mama a cuatro personas.

Parece ser que cuatro personas que recibieron órganos de un mismo donante desarrollaron cáncer de mama. Los medios estadounidenses califican el caso de «extremadamente raro», en base a un estudio.

La donante falleció en el año 2007 por un golpe. Tras su fallecimiento se produjeron los trasplantes de órganos a los cuatro pacientes.

Especialmente relevante es que la transmisión de una neoplasia (cáncer), a raíz de un trasplante de órgano, es un «desgraciado» caso que ocurre de manera «excepcional». Se da en 5 de cada 10.000 intervenciones de este tipo. Y, en la mayoría de los casos, la tecnología disponible no puede detectarlo antes de la donación.

Tres de los cuatro receptores fallecieron

Los órganos recibidos por los pacientes eran los riñones, pulmones, hígado y corazón. Como consecuencia de los trasplantes, los cuatro receptores padecieron cáncer de mama tras la operación. Así lo asegura un informe del American Journal of Transplantation.

Los cuatro enfermos sufrieron metástasis. Por desgracia, tres de ellos fallecieron. Aunque el cuarto paciente consiguió sobrevivir, gracias a los médicos. Quienes le volvieron a extirpar uno de los riñones recibidos. Posteriormente, estuvo sometido a quimioterapia y otros tratamientos.

Pero el caso es «extremadamente raro». Porque la donante, de 53 años, no tenía ningún problema médico reconocido. Ni siquiera se observaba la existencia de un tumor maligno en estos órganos. Por ello, el autor del estudio, Frederike Bemelman, encuentra ‘raro’ el caso. Es el primer caso en veinte años de experiencia, afirmaba el autor del estudio profesor de Nefrología en la Universidad de Ámsterdam.

Según la directora de los Servicios Médicos de la Organización Internacional de Trasplantes, Elisabeth Coll, «estos desgraciados casos suceden excepcionalmente, porque son imposibles de detectar con anterioridad«. Aunque antes de proceder a un trasplante de cualquier órgano se realizan todas las pruebas posibles para poder descartar cualquier transmisión neoplásica.