Estudiantes de León ganadores en la cuarta edición de los Premios de Investigación e Innovación

Estudiantes de León ganadores en la cuarta edición de los Premios de Investigación e Innovación

- in Mundo Digital

 

El Instituto de Enseñanza Secundaria Obligatoria (IESO) de Puente Domingo Flórez, en León uno de los premiados

El jurado, presidido por el jefe del Servicio de Supervisión de Programas, Calidad y Evaluación de la Dirección General de Innovación y Equidad Educativa de la Consejería de Educación, Leandro González, ha otorgado el Premio de Investigación e Innovación en la modalidad de Educación Secundaria Obligatoria al IESO de Puente Domingo Flórez, en León, por su proyecto ‘Mi cubo de Rubik’. Consiste en la simulación de un cubo de Rubik virtual, que pueda ser manipulado como si de un cubo real se tratase y que disponga de un método de resolución que quede almacenado para que cualquier persona pueda seguir los pasos para llegar a la solución. Se incorpora al programa la posibilidad de introducir los colores correspondientes a un cubo real para encontrar los movimientos necesarios para resolverlo.

En la modalidad de Bachillerato, el ganador ha sido el IES ‘Pintor Luis Sáez’ de Burgos con su proyecto ‘La industria, de la cultura. Evolución humana, revolución económica’. Esta iniciativa se vertebra en torno al impacto económico, urbanístico y social que está generando el Complejo de la Evolución Humana en Burgos desde su planteamiento inicial hasta el momento actual, tras cinco años de funcionamiento. Utilizando los métodos de entrevista personal, selección de datos y su tratamiento estadístico, comparación ecuánime, formulario y encuesta digital, estos últimos mediante TIC, han cerrado un círculo de información muy precisa en torno a los ya emblemáticos edificios.

Finalmente, en Formación Profesional, se ha proclamado vencedor el CIFP ‘Río Tormes’ de Salamanca por la iniciativa ‘Avisador de uñas mordidas’. Sabiendo que hay una gran cantidad de personas que sufren mordeduras en las uñas de las manos, ya sea de forma consciente o inconsciente, se les ocurrió la idea de crear un dispositivo que suministrara pequeñas descargas que permitan al usuario ser capaz de reaccionar al estímulo eléctrico y alejar la mano de la boca, evitando morderse las uñas y siendo conscientes de ello, de manera que el portador del dispositivo relacione el acto de morder sus uñas con el estímulo, produciéndose en su consciencia, a modo de rutina, una idea de rechazo de dicha acción, lo que le permita perder esta mala costumbre.

El jurado ha estado integrado por once miembros de reconocido prestigio: Julia Merino, asesor técnico docente de la Dirección General de Innovación y Equidad Educativa de la Junta; Francisco José García, del Departamento de Informática y Automática de la Universidad de Salamanca; José Abel Flores, del Departamento de Geología de la USAL; Marco Antonio, del Departamento de Física Teórica, Atómica y Óptica de la Universidad de Valladolid (UVA); Nicolás Pérez, del Colegio oficial de Biólogos de Castilla y León; Miguel Ángel Pascual, de la Asociación de profesores de Enseñanza Secundaria de la especialidad de Economía; José Luis Muñoz, director y coordinador de los directores de Equipos de Orientación de la provincia de Salamanca; Teresa Porras, profesora de historia del IES ‘Tomás Bretón’, en Salamanca; Eladio J. Martín, del Departamento de Química Analítica, Nutrición y Bromatología de la Facultad de Ciencias Químicas de la Universidad de Salamanca; y Loreto González, asesor técnico docente de la Dirección General de Innovación y Equidad Educativa de la Junta; además del ya citado presidente del tribunal.

Descarga el Anexo de los ganadores

 

Digital de León al día con la noticia

You may also like

¿Qué importe de nuestro sueldo deberíamos ahorrar?

El ahorro continúa siendo uno de los principales