Policía Nacional desarticula tres facciones de «Reino de Castilla y León» pertenecientes a los Latin King

Los agentes han practicado trece registros interviniendo símbolos, emblemas, ropa de la banda, armas, documentación y material informático entre otros efectos que han permitido desarticular 3 capítulos de la organización criminal Latin King.

La organización criminal estaba compuesta por jóvenes, nacidos en su mayor parte en Ecuador, Perú y Colombia, sometidos a códigos de conducta cuya transgresión lleva desde la expulsión de la banda a castigos físicos de los infractores.

Los tres capítulos de la banda integrarían el denominado Reino de Castilla y León formado por el Capítulo de Burgos, Capítulo de Aranda de Duero y Capítulo de Valladolid.

Agentes de la Policía Nacional han desarticulado tres capítulos de la banda latina “Almighty Latin King and Queen Nation” o Todopoderosa Nación de Reyes y Reinas Latinos, denominada en España Sagrada Tribu América Spain (STAS). En la operación se ha detenido a doce personas en Madrid (3), Burgos (5), Aranda de Duero (1) y Valladolid (3) que integrarían el denominado Reino de Castilla y León. Además se han practicado 13 registros en los que se intervinieron diversos símbolos, emblemas, collares, banderas, ropa típica de esta banda, así como armas (machetes y pistolas simuladas) y bates de beisbol, entre otros efectos, junto a numerosa documentación y material informático para estudio y análisis.

Investigación y detención

La investigación fue iniciada en el mes de marzo y ha concluido con el descubrimiento de los tres capítulos de la banda que a su vez integrarían el denominado «Reino de Castilla y León», desempeñando J.M.T.S. el rango de mayor jerarquía. Además de ser este último el máximo responsable del Capítulo de Burgos, en calidad de grupo subordinado de la Todopederosa Nación Latin Kings.

Se trataría de una organización con estructura piramidal y férrea jerarquía, con normas y códigos de conducta establecidos, cuya transgresión conlleva medidas disciplinarias que van desde la expulsión de la banda a castigos físicos de los infractores.

La finalidad de su implantación es marcar «su territorio» y defenderlo ante la intromisión de otras bandas latinas, como Ñetas, Trinitarios o Blood 901, entre otras, a los que consideran como enemigos, mediante el uso de la violencia, muchas veces con machetes o cuchillos de grandes dimensiones. Algunos de estos jóvenes poseen numerosos antecedentes, principalmente por amenazas, agresiones y lesiones producidas en riñas tumultuarias o enfrentamientos armados con otras bandas latinas, y algún delito contra la propiedad.

Los doce detenidos han pasado a disposición del Juzgado de Instrucción número cuatro de Burgos, que ha decretado el ingreso en prisión preventiva de cinco de ellos por pertenencia a organización criminal y el resto han sido puestos en libertad con cargos.