Condenan a cuatro años y medio de cárcel al hombre que robó el bolso a una mujer a punta de navaja.

El Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León ha ratificado ayer miércoles la condena impuesta por al Audiencia Provincial de León a un hombre, como autor responsable de un delito de robo con intimidación con uso de armas, en la que concurren además las circunstancias agravantes de reincidencia y uso de disfraz y la atenuante analógica de drogadicción, a la pena de cuatro años y seis meses de prisión por robarle el bolso a una mujer, a la que además deberá indemnizar con 222 euros.

Los hechos ocurrieron en el mes de marzo de 2018 y el TSJCyL considera probado los hechos ratificados en marzo de este año de forma que ese día las dos víctimas caminaban juntas por la Avenida Bordadores, yendo detrás de ellas el condenado, que llevaba consigo un cuchillo de dimensiones considerables con el que procedió a amenazarlas para robarle a una de ellas el bolso que utilizaba, valorado en 20 euros, y en el que llevaba un teléfono móvil valorado en 152 euros, 15 euros y otros objetos personales valorados en 35 euros, abandonando el acusado el lugar con el bolso y su contenido sin que nada de ello fuera recuperado.

La defensa del condenado interpuso un recurso de apelación alegando la vulneración del derecho a la presunción de inocencia, por lo que solicitaba la revocación de la sentencia y la absolución de su cliente con todos los pronunciamientos favorables, ya que también consideró que se produjo vulneración e indebida aplicación de la agravante de reincidencia y desproporción de la pena de prisión impuesta, que pidió que fuera reducida sin que pueda superar el mínimo legal.

Ante los recursos presentados el Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León ha desestimado el recurso alegando el Tribunal sentenciador, que los hechos ocurrieron de la forma en que se narra en la sentencia tras «haber examinado detenida y motivadamente las pruebas».