Dos autobuses de ALSA atacados por bolas de acero

Los autobuses ALSA de Asturias sufrieron ayer sendos ataques por parte de unos individuos, que la policía aún busca. El ataque se produjó por el lanzamiento de bolas de acero contra los vehículos, uno de los cuales, llevaba pasajeros a bordo. Todos han resultado ilesos.

Se da la circunstancia que estos dos autobuses, son los primeros en Asturias que cuentan con el sistema «Alcolock» – un mecanismo de seguridad que impide arrancar en caso de que el conductor supere los límites legales de alcohol-, habiendo entrado ayer en servicio. Estos ataques se suman a los más de 30 que la empresa lleva sufriendo en toda la provincia desde noviembre.

El primer ataque, ocurrido a primera hora de la mañana entre las 7:30 y las 8:00 horas ocurrió en la estación de Gijón, cuando el autobús se disponía a moverse hacia los andenes. Esta vez la luna quedó dañada pero no llegó a romperse. El conductor prosiguió su horario, permitiendo que los pasajeros (línea Gijón- Oviedo) subiesen e iniciando la marcha. Pocos segundos después un segundo impacto provocó, esta vez sí, la rotura de la luna trasera obligando al autobús a regresar a la estación.

El segundo incidente ocurrió poco después, contra un autobús que salió de Oviedo con destino a Gijón. Fue en la ciudad costera donde se produjo el ataque, que se saldó nuevamente con una luna rota.

La empresa, asegura que»mantendrá el máximo compromiso con la seguridad de sus viajeros, implantando progresivamente nuevos sistemas de seguridad en su flota de Asturias».

Fuentes de la empresa.demás, alertan del riesgo de este tipo de ataques contra vehículos con viajeros a bordo. «Además de un delito con actuación violenta, organizada y alevosa, es una gran irresponsabilidad que generará un día una grave situación que lamentaremos todos»,

Las investigaciones siguen abiertas y a la espera de resultados.