Zipi y Zape, los osos que conviven como un vecino más en el Valle de la Reina

Oso Pardo
Foto: Fundación Oso Pardo

No son un vecino más que se haya mudado a vivir a una de las casas del Valle de la Reina, entre las poblaciones de Portilla y Llánaves de la Reina. En este caso se trata de dos crías de oso pardo que desde hace unos meses habitan en los montes de esta región.

Alejandro y Carol, los propietarios del albergue de Portilla de la Reina, han bautizado a estas dos crías de oso pardo como Zipi y Zape. Según ha declarado Alejandro, la idea se le ocurrió porque le gustan los cómics y una de las crías tenía el pelaje algo más claro y lo vio claro, les llamaría de esta forma.

El primer avistamiento de los animales fue el pasado 18 de mayo y desde esa fecha, las visitas se han sucedido llegando a producirse en días consecutivos. La presencia de vida humana así como de los coches o ruidos ajenos a su entorno parece no molestarles

Tanto es la adecuación de una parte hacia la otra que los propios vecinos se han encariñado con ellos y ya no se sorprenden al avistarlos a menos de 100 metros de sus casas. La Fundación Patrimonio de la Junta de Castilla y León se encarga de su vigilancia y asegura que el «control es permanente».

El valle de la Reina tiene dos nuevos vecinos para luchar contra la despoblación de la zona, aunque en este caso, no entrará dentro del censo que habitualmente oímos en las noticias.