El deporte, un camino para luchar contra la esclerosis múltiple

Hay veces que la vida te frena en seco y se dedica a ponerte obstáculos. Depende de tí que continúes viviendo o te quedes en el camino. Para Héctor, un leonés de 36 años conocido en las redes sociales como @putoescleróticotrailrunner, «rendirse no entra en su vocabuario», así que la elección era clara.

A los 30 años a Héctor le cambió la vida. Le detectaron una enfermedad degenerativa y toda su vida, giró 180º. No fue el hecho de tener la enfermedad lo que le hizo cambiar, sino darse cuenta de que tenía que romper su estilo de vida anterior y «crear uno nuevo». Dejó de fumar, comenzó a correr y a día de hoy, se prepara para correr una ultramaratón y cuenta todo ello a través de sus perfiles en Twitter, Facebook, e Instagram.

Hector explica que cuando le detectaron la esclerosis múltiple tenía una vida en la que por trabajo debía de viajar mucho y hacer deporte le era imposible. Fue cuando le regalaron unas zapatillas y comenzó a correr. Su primer contacto no fue bueno ya que al poco de ponerse a hacer ejercicio tuvo que dejarlo porque se hallaba cansado.

Su primera opción fue correr en asfalto pero cuando probó el trail runner, es decir, las carreras de montaña, «le enganchó» según el mismo explica. Este enamoramiento viene influido por su lugar de nacimiento, Villablino. El haber nacido en esa región le ha marcado en su pasión por el medio montañoso.

En 2018, Héctor sufre un nuevo revés ya que un fuerte brote de su enfermedad, le afecta a la visión hasta llegar a no conocer a la gente. El tiempo transcurre y él continúa practicando el ‘running’ por la montaña junto con su amigo y entrenador Pablo Villa y su novia.

Una vez que las aguas de su vida retoman la calma, Héctor decide continuar dando pasos y se anima a hacer público en redes sociales su perfil @escleróticotrailrunner en las diferentes redes sociales para compartir sus avances en lo deportivo, y que su ejemplo ayude a otras personas que estén pasando algún momento de debilidad o sufran algún tipo de enfermedad.

Según cuenta al principio mantuvo en secreto su enfermedad ya que no quería mostrar lástima a los demás ni que se compadecieran de él. Fue el brote el que le cambió la forma de pensar.

A parte de un ejemplo de superación muestra también el tener un sentido del humor envidiable. Es por eso el nombre en redes de ‘puto esclerótico’. La elección del nombre que, fue consultada tanto con su familia como con los amigos, dio para muchos tipos de respuestas. Con este nombre quiere quitar importancia a la situación y poner una nota alegre a lo que va contando.

Héctor ahora compagina su trabajo, ajeno al mundo de la montaña, el deporte y no olvida su enfermedad. El ejemplo de personas que se crecen ante las dificultades es lo que a Héctor le pasa. Además el deporte le ayuda a combatir los momentos de ansiedad, a su nivel físico y más especialmente a nivel psicológico.

Héctor repite frases que le ayudan mucho en su día a día: «todo tiene solución, nunca perder la sonrisa, rendirse no es una opción», frases que pueden ayudar a cualquier persona que sufra una enfermedad o esté pasando una mala racha.