¿Qué debes saber si quieres ir al Rastro de León este domingo?

rastro león
Rastro Dominical de León en Papalaguinda/ León Ocio

El rastro de los domingos vuelve a Papalaguinda después de más de 18 domingos sin rastro en León. La pandemia del coronavirus provocó que este mercado se tuviera que suspender.

El Ayuntamiento de León y los comerciante por fin llegaban a un acuerdo tras semanas de discusiones y enfrentamientos.

Acuerdo con los comerciantes del Rastro Dominical

El conocido Mercado Dominical «Rastro» volverá a la ciudad este domingo, 2 de agosto, garantizando todas las medidas higiénicas y sanitarias y de distanciamiento social y con una reducción del número de puestos.

Según han apuntados desde equipo de Gobierno, los puestos estarán separados entre sí por una distancia de dos metros y se establecerá un corredor de acceso de una anchura de siete metros para el tránsito de los compradores.

Además, se establecerán controles de acceso, controles de aforo, y hasta que no se pueda volver a la situación de normalidad anterior a la pandemia por Coronavirus. Del mismo modo, todos los puestos provisionales, serán de cuatro metros de largo por tres de ancho.

Cada domingo se instalarán alrededor de 170 puestos en la ubicación tradicional del rastro, en el paseo de Papalaguinda.

La ubicación del nuevo Rastro de León será, por lo tanto, desde el tramo de calzada entre el inicio del Paseo desde la Glorieta de Guzmán hasta la altura aproximada del parque infantil municipal de tráfico, unos 497 metros aproximadamente.

Además, lo harán con carácter rotatorio de modo que puedan colocarse todos los comerciantes que cuenten con autorización municipal.

¿Qué debes saber si quieres ir al Rastro de León?

Para garantizar la seguridad de compradores y vendedores será obligatorio mantener entre el puesto de venta y el cliente una distancia de seguridad. Para ello los comerciantes ambulantes deberán delimitar completamente sus puestos de venta.

Deben garantizar siempre y en cualquier caso el cumplimiento de las medidas de seguridad y distanciamiento social.

Se recomienda colocar en la zona de ventas del puesto, una mesa/mostrador delantera que no se utilice para exposición de productos y que, al mismo tiempo, garantice el distanciamiento.

Únicamente las personas vendedoras del puesto de venta podrán tocar los productos y lo harán siempre con guantes de protección.

Además, en la zona de ventas de cada puesto sólo podrá haber un cliente por dependiente. El resto de personas tendrán que esperar a ser atendidas de forma ordenada y separados entre sí. Además, se recomienda el pago con tarjeta.