Secretos de León, el Pozo del Infierno


León tiene muchos secretos y algunos ciertamente siniestros, como es el caso del Pozo del Infierno, una cueva o surgencia como la llaman los entendidos, situada en las Hoces de Vegacervera y cuyo nombre hace honor a su reputación e historia, pues en ella perecieron dos espeleólogos en los años 80, tal y como relató el periodico ABC en la fecha del 2 de noviembre de 1985 en su página 39.
El Pozo del Infierno es un nombre ciertamente común en el mundo de las cuevas, de hecho en Rusia también existe un pozo del infierno, pero a diferencia del pozo ruso, el nuestro es natural y se formó como consecuencia de los procesos geológicos ocurridos durante miles de años y que han dado lugar a cientos de cuevas y cavidades, la mayoría de ellas conocidas en la actualidad y que se encuentran repartidas por toda la provincia.
Las primeras exploraciones del Pozo del Infierno de las que se tienen registros datan del año 1968, Joaquín Plana, Pedro Plana y Aurelio Rubio realizaron una de las primeras incursiones en esta surgencia, que está completamente inundada, y para su exploración se precisa de profundos conocimientos, además de equipo, de una de las disciplinas más peligrosas que existen, el espeleóbuceo.
Tal y como relatan algunas de las notas tomadas en las exploraciones realizadas «La cueva en cuestión es una galería horizontal estrecha de pocas decenas de metros de longitud, por la que sale el rebose de la fuente vauclusiana y se vierte al río Torío, cerca de Vegacervera. (León). Al fondo de la galería hay un ensanchamiento en el que se encuentra el lago del pozo. Joaquín y Aurelio descendieron unos catorce metros, sondeando con una linterna hasta unos veinte metros. El pozo progresaba en profundidad con una sección homogénea y amplia (unos 3 m de diámetro aproximadamente ¿?). No se hizo más ni se volvió nuevamente al lugar«.
En la actualidad, la cueva se encuentra cerrada y no permite el acceso a la misma y aunque se han vuelto a realizar exploraciones, aún no existe un mapa completo de la cavidad.
Cómo muchos otros secretos de León, El Pozo del Infierno de Vegacervera no va a revelar sus secretos fácilmente, y acentúa el misterio al atravesar las Hoces de Vegacervera con sus impresionantes paredes que custodian el rio a su paso y que nos vigilan desde las alturas.
Si tienes oportunidad, no dejes pasar la oportunidad de visitar, aunque sólo sea la entrada, del Pozo del Infierno de las Hoces de Vegacervera en León.