Máxim Huerta confiesa trastornos psicológicos tras su breve paso por el gobierno de Sánchez

Máxim Huerta muestra su lado más tierno y vulnerable en una entrevista para Icon, la revista masculina de El País.

El escritor, Máxim Huerta, que ostenta el título de «Ministro más breve de la Historia», habla ahora con serenidad de lo acontecido. Se sincera y dice que no se sintió apoyado por el Gobierno. También ha confesado, que esa noche ceno con su madre, sin televisión ni móvil, y luego «se rompió«.

Es verdad, tal y como el exministro explicó aquel mismo día, que hubo «una sanción administrativa, no fraude«. Pero si uno cumple con la sanción: ¿Dónde está el problema? Todos tenemos derecho a equivocarnos, confesó Máxim Huerta.

El gobierno de Sánchez, curiosamente, si brindó ese apoyo a Dolores Sanchez, la Ministra que había comido con Villarejo, y que pasó del no conozco a ese señor a reconocer tres encuentros.