La Junta subvenciona a la ULE con 176.500 euros para la adquisición de equipamiento científico

La decisión de la Consejería de Educación de la Junta fue publicada ayer en el BOCYL, y forma parte de una inversión total de 2’6 millones de euros.

La Dirección General de Universidades e Investigación de la Consejería de Educación publicó ayer en el Boletín Oficial de Castilla y León (Bocyl) la orden de resolución de subvenciones para la adquisición de equipamiento científico compartido en el marco de la red denominada ‘Infraestructuras en Red de Castilla y León (INFRARED)’, que es cofinanciadas por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional para 2019.

Las ayudas, tienen un importe total de 2,6 millones de euros, y su finalidad es la de fomentar la compra coordinada de equipamiento científico de forma que se evite la duplicidad innecesaria y se aumente la eficiencia del gasto público.

El importe concedido a la Universidad de León (ULE) es de 176.400 euros. El resto de las universidades públicas de la comunidad recibirá las siguientes cuantías: 498.950 euros para la Universidad de Burgos (UBU), 784.578 euros se dirigirán a la Universidad de Salamanca (USAL) y 1.202.400 euros para la Universidad de Valladolid (UVA).

Desde la Consejería de Educación de la Junta se ha explicado que en la resolución de estas ayudas “se han tenido en cuenta el número de universidades y de unidades de investigación consolidada participantes en cada petición de equipamiento, así como la calidad del proyecto o línea de investigación presentada vinculada a la necesidad de adquisición evaluada por la Agencia de la Calidad del Sistema Universitario de Castilla y León”.

AYUDAS FRUTO DE UN ACUERDO FIRMADO EN OCTUBRE DE 2014

La Consejería de Educación y las universidades públicas de la Comunidad firmaron en octubre de 2014 un acuerdo para la creación de una red de equipamiento científico-tecnológico compartido entre estos centros académicos. Los objetivos eran optimizar el uso de las infraestructuras, mejorar la transferencia de los resultados de la investigación al tejido empresarial y canalizar la obtención de recursos para la adquisición y mantenimiento de equipamientos científico-técnicos especialmente singulares.

Entre otros requisitos, se exigía que la universidad solicitante contara con el apoyo, al menos, de otra universidad para la petición de adquisición de equipamiento; que se acreditara la existencia de relación contractual de duración indefinida o funcionarial con el investigador responsable del proyecto o de la línea de investigación; que la investigación estuviera incluida en alguna de las prioridades temáticas de la RIS3; y que existiera interés científico autonómico en la adquisición del equipamiento científico solicitado.

Dadas las implicaciones sociales de la investigación científica, se pedía igualmente que se contara con medidas destinadas a garantizar la igualdad de género, la protección del medio ambiente y la integración laboral de las personas con discapacidad.