Inmovilizadas más de 18 toneladas de alimentos por la Guardia Civil

La Guardia Civil junto a los inspectores de la Dirección General de Sanidad y Consumo de la Ciudad Autónoma de Melilla, han inmovilizado más de 18 toneladas de alimentos y más de 6.000 litros de bebidas en el transcurso de la campaña.

Controles e inspecciones en comercios y naves industriales

En la ciudad de Melilla se han llevado a cabo 5 inspecciones en comercios y naves industriales donde se dispensan o almacenan productos alimenticios, en las que se han intervenido más de 8.000 kilos de alimentos y cerca de 6.000 litros de bebidas.

La mayoría de los productos intervenidos y las irregularidades más comunes detectadas han sido por infracciones y pérdida de la rotura de la cadena de frío, también de productos caducados, productos sin etiquetar o el hallazgo de alimentos y bebidas en idiomas no correspondientes a alguna lengua oficial en España.

En este contexto, los alimentos más usuales intervenidos son quesos, ciruelas pasas, aceites y refrescos y han sido puestos a disposición de la Dirección General de Sanidad y Consumo de la Ciudad Autónoma.

Controles e inspecciones en los pasos fronterizos

Estos productos también se han intervenido en los controles fronterizos terrestres con Marruecos, en el marco de las inspecciones y fiscalizaciones que a diario realiza la Guardia Civil, a las personas y vehículos que tratan de acceder o salir de la ciudad por estos puntos habilitados llevando alimentos o bebidas infringiendo la normativa en materia de salud o seguridad alimentaria, además de infracciones tributarias o de contrabando.

Las actuaciones y fiscalizaciones realizadas en los puestos fronterizos terrestres dentro de esta Campaña han supuesto la intervención de más de 10.000 kilos de alimentos y unos 700 litros de bebidas.