Así son las nuevas pruebas de alcohol que realizan las patrullas de la Guardia Civil

Se esperan un millón y medio de desplazamientos de vehículos en Galicia durante la operación especial de Semana Santa.

En León se esperan una multitud de desplazamientos de vehículos durante la operación especial de vigilancia diseñada por la Dirección General de Tráfico para la Semana Santa, cuya primera fase comienza mañana viernes. En el dispositivo de vigilancia habrá novedades respecto a otros años: cámaras que controlan el uso del cinturón de seguridad, radares portátiles casi invisibles y controles de alcohol y drogas mucho más dinámicos.
Uno de los cambios más significativos se refiere a la prueba de alcoholemia, ahora más ágil y precisa, y que además puede ser completada en pocos minutos por la misma patrulla.

NUEVO ETILÓMETRO

Todo en la misma prueba. Hasta ahora, cuando un conductor daba positivo en alcohol (más de 0,25 en la prueba de aire), el agente tenía que llamar al equipo de atestados para que le hiciese al infractor una segunda prueba, llamada de precisión, que confirmase el positivo detectado en la primera. Los nuevos etilómetros están homologados para hacer las dos pruebas en pocos minutos.

NOTIFICACIÓN EN EL ACTO

Un tique con el resultado. El resultado de las pruebas se refleja en un tique que sale por una miniimpresora portátil que forma parte de la dotación de la patrulla. Si es positivo, al conductor se le comunica la sanción (de 500 a 1.000 euros) y los puntos que se le retirarán del carné (de 4 a 6).

CITACIÓN A JUICIO

Más de 0,60. Si el positivo es superior a 0,60 en el test de aire, los agentes denunciarán al conductor por un delito contra el tráfico y le darán allí mismo la citación para comparecer ante el juez.