Franganillo entrevista a Casado

Ante el anuncio de adelanto electoral y la convocatoria de elecciones generales, TVE  ha iniciado un ciclo de entrevistas a los candidatos de las distintas formaciones. Si la semana pasada era Pedro Sánchez el entrevistado por Carlos Franganillo, ayer le tocó el turno al líder del PP, Pablo Casado.

En la  entrevista el presentador, preguntó a Pablo Casado por temas de actualidad, y como no podía ser de otra manera comenzó aludiendo al fichaje de Silvia Clemente, que cuatro  días después de romper con su partido presenta su candidatura con Ciudadanos. Pablo cansado evitó la polémica e inmerso ya de lleno en  campaña electoral, deseó “lo mejor” tanto a Silvia Clemente como a Ciudadanos y supo aprovechar la cuestión para poner en valor la buena relación que ambas formaciones tienen en Castilla y León y presumir de su candidato.

Franganillo también quiso saber si el futuro candidato estaba moldeando el PP a “su gusto” pero este respondió que ahora de lo que se trata es de modelar un partido ganador, “Ahora lo que necesita España, lo que tenemos que dar es solvencia y credibilidad”.

Sobre el constitucioanalismo afirmó: “Vamos a poner orden para que se respete la ley”.

Casado cree que debe gobernar  la lista más votada, desde su partido salen a ganar  y no contemplan otra opción, destaca su voluntad dialogante y de llegar a acuerdos y apela no al voto útil sino al voto fuerte. Quiere ser el Presidente de todos, a pesar del cordón sanitario que intentan tejer los independentista y la izquierda.

El presentador quiso  tocar el tema del  desgaste, pero el candidato huyendo de todo dramatismo, contextualizó dicho desgaste  dentro de la crisis que según él nos afectó igual que a otros gobiernos europeos, solo que a mayores en  España se simultaneo con la cuestión catalana, para finalizar añadiendo que “es hora de mirar al futuro”.

Casado demostró que tiene tablas respondiendo con soltura a las “killer questions” de Franganillo y así por ejemplo respondió que se siente orgulloso de los tres presidentes que le han precedido cuando el periodista le preguntó sobre “los complejos del PP”

El candidato que aprovechó para hacer campaña afirmó que “Partido popular es sinónimo de buena gestión”, sobre sus planes manifestó su intención de bajar los impuestos y racionalizar el gasto en servicios públicos, “pero no la educación o la sanidad”

Casado sobre sus posibles socios, criticó que Sánchez hable de Vox como inconstitucional cuando él mismo ha pactado con Torra, que quiere la vía eslovena para Cataluña, o con Podemos, que ha asesorado a Venezuela en su ruina absoluta.

Sobre Cataluña señaló: Se trata de “recuperar la autonomía no de suprimirla” de acabar con la ilegalidad del procés. También explicó que en caso de gobernar “«Exigiría a Torra que cumpla la Constitución. Hay que recuperar el orden en Cataluña, y eso hay que hacerlo dialogando con los catalanes», sobre el mismo asunto fue claro y dijo también: «Torra sigue fuera del orden constitucional» «En Cataluña hay kalea borroka».

Sobre la ilegalización de los partidos independentistas señaló que la ley así lo ampara y que no es un sentir exclusivo del PP, pues lo mismo opinan algunos líderes socialistas, no es lógico que partidos procesados por sedición como ERC y PDCAT  puedan recibir fondos públicos para financiarse. Sobre la política a seguir dijo que no emplearía en Cataluña una distinta a la que aplicaría en Castilla y León o Murcia. Y sobre los errores del PP antes del 1 de Octubre dijo que deberían haber aplicado el 155 antes.

Una entrevista impecable,  en la que recordó  que el PP fue el Primer partido en aprobar una ley contra la violencia de género y en apostar por la autonomía de las mujeres argumentando que no se puede politizar con la lacra de la violencia de género. Lastima que el candidato pinchara al llegar al tema del aborto, pues evitó posicionarse señalando que «su opinión es la de su partido», y aunque reconoció que  no le gusta que se trate el aborto como un derecho y propuso como alternativa una “ley de apoyo a la maternidad” protagonizó un feo intento de cuestionar la profesionalidad del entrevistador que, maldita hemeroteca,  no creo que a estas alturas este en tela de juicio.

Qué pena que el señor Casado no entienda que la mitad de las ciudadanas de este país son mujeres y posibles votantes que independientemente de sus ideas o creencias tienen derecho a decidir, en igualdad de condiciones con independencia de sus recursos económicos y sin ser criminalizadas por ello.

Aunque para finalizar aceptó la invitación a un debate a cuatro en TVE, no se despidió sin insistir sobre  la necesidad de un cara a cara con dos candidatos, veremos si Sánchez recoge el guante.