Una toalla para reservar diez sillas y tres mesas en la piscina

Una toalla para reservar diez sillas y tres mesas en la piscina

- in Curiosidades

Una práctica muy común tanto en las piscinas públicas como en las privadas de nuestra provincia, es la de “reservar nuestro sitio”  para cuando regresemos, ya sea en 30 minutos o en 3 horas.

Es habitual observar desde las 10:30  de la mañana un par de mesas juntas y rodeadas de diez sillas con una única toalla o bolsa en el medio, lo cual significa claramente que todas esas sillas y mesas “están ocupadas” hasta que finalice el día pase lo que pase.

Esta conocida costumbre no sería un problema, si las sillas y mesas fueran ilimitadas, pero no lo son, al igual que la zonas de césped o de sombra que también son limitadas.

Carta de un lector (J.P.)

¿Y qué sucede cuando?

Llego con mis amigos o familia a las 15:00 para comer, ¿me tengo que poner en suelo o me llevo una mesa y silla ce camping con mi sombrilla?

En una ocasión detalla este hombre,

“Llegué a las 14:10 de un domingo para darme un chapuzón, comer un bocadillo y volver a mi trabajo a las 15:30, pero no había ni sillas ni mesas libres, estaban todas “ocupadas” pero vacías, así que se me ocurrió coger una de tantas que había “reservadas” a 2 metros para sentarme, comer y regresar al trabajo.”

“Lo curioso de esto, no es que volvieron los “dueños” del campamento, y digo campamento porque la silla era una de las ocho sillas y tres mesas que ocupaban un agradable lugar con césped, sino porque una mujer que no voy a describir me dijo muy molesta: ¡Oye no ves que esa silla está ocupada!»

Sobre este tema existen diversidad de opiniones y argumentos pero nos gustaría conocer la tuya en nuestras redes sociales.

Digital de León ha querido omitir a la sociedad que J.P. hace referencia

You may also like

Aitana Sánchez-Gijón visita León con su espectáculo ‘Juana’

El Auditorio de León acoge el espectáculo protagonizado