AVISO| Por qué deberías haberte puesto sujetador durante la cuarentena

AVISO| Por qué deberías haberte puesto sujetador durante la cuarentena

- in Curiosidades
sujetador

Los expertos se pronuncian sobre si ha sido una buena idea para la salud del pecho dejar de llevar sujetador aún estando en casa. Hay una cosa de la que estamos seguras: como tantas otras mujeres, habéis dejado el sujetador en el armario. Estar encerrados en nuestras casas nos ha obligado a dar prioridad a la comodidad, y, por este motivo está claro que los sujetadores no han estado en la mente de muchas.

Ahora bien, ¿sería mejor llevarlo puesto, incluso estando en la comodidad de nuestro hogar? Pues resulta que depende de a quién le preguntes. Parece que los expertos no se ponen de acuerdo sobre si es más beneficioso llevar el pecho libre o no.

¿Es más beneficioso llevar el pecho libre o con sujetador?

Por un lado, los hay que aseguran que es necesario llevarlo. Aunque un sujetador no provoca enfermedades, sí puede provocar lesiones.

Y es que si no está contenido para realizar según qué actividades, un movimiento brusco podría romper los ligamentos que lo sujetan desde la piel, ya que el pecho no tiene músculos que le otorguen esa sujeción.

Por otro lado están los partidarios del movimiento libre del pecho, basándose en aquellos estudios que aseguran que los sostenes pueden obstaculizar la circulación. Además, reducen el tono de la mama con el paso de los años. Por ese motivo, las mujeres que opten por no utilizarlo se beneficiarán de un mayor tono muscular y mejor apoyo para la lactancia.

pexels photo 3764573

Pero repetimos: el pecho no tiene músculos que lo sujeten, es tan solo un montón de tejido glandular y grasa, en una proporción que varía de mujer a mujer. Precisamente ahí donde reside la respuesta a la eterna pregunta de si es beneficioso o no llevar el sujetador: todo depende de la proporción.

Necesario el sujetador por tu salud

Cuanto más tejido tengas en el pecho, más denso y pesado será, y esto significará un mayor número de potenciales problemas para la salud. Dado que los pechos más grandes tienden a moverse más, esto implica que las partes del cuerpo que ayudan con esa carga —como la espalda, el cuello o los músculos de los hombros—, tengan que hacer un esfuerzo extra para poder dar soporte.

Eso sin contar con los daños a la piel del pecho. Por tanto, dependiendo de cada mujer y el tamaño de su pecho, aunque simplemente se esté moviendo cómodamente por el salón de su casa puede suponer un riesgo para la salud.

La clave es que hay que intentar lograr la comodidad y, de ser necesario, dar soporte para ayudar a nuestro cuerpo. Si se elige un sujetador, lo importante es hacerlo correctamente. Los expertos sí coinciden en una cosa: si te pones un sujetador y no piensas en él en todo el día, estaría cumpliendo su función perfectamente.

Muchos sujetadores tienen solamente una función decorativa si tiene una copa A o B, pero en los casos en los que se necesita más soporte, se ha de intentar hacerse con un sujetador bien hecho y respetando tus medidas.

Seis consejos para elegir un buen sujetador

1. Lo primero de todo, averigua tu talla.

Esto parece el paso más complicado, pero es muy sencillo. Puedes utilizar un metro y medir tu contorno por la parte de mayor volumen, los centímetros que marque serán tu talla, 85, 90, 95… Pero lo mejor es ir a una corsetería especializada, donde poder averiguar tu talla de contorno y copa.

2. Los modelos push-up deberían ser solo para tallas 85 y menores.

Si tu talla de pecho no pasa de la 85, es recomendable que uses un sujetador push up. Este tipo de sujetador es el mejor aliado si quieres resaltarlo sin tener que pasar por el quirófano. Suelen llevar una especie de almohada en la parte inferior de las copas, que hacen que se levanten y se junten.

3. Usa un relleno foam para estilizar y dar mejor forma.

El relleno foam es la mejor opción para aquellas con un pecho estándar, es decir, con una talla está entre la 90 y la 95. Lo que aporta este tipo de relleno no es aumentar tallas, sino más bien estilizar, realzar y redondear el pecho para darle una forma adecuada.

4. Los pechos grandes necesitan una buena sujeción.

Si la talla de tus pechos está entre la 95 y la 100, lo ideal es elegir un sujetador que aporte comodidad, pero lo más importante es que también aporte buena sujeción. Y es que los pechos grandes tienden a ir acompañados de problemas de espalda.

5. Los sujetadores reductores son aliados de los pechos muy grandes.

Sin embargo, las mujeres con pechos muy grandes, de 100 en adelante, no necesitan rellenos. En ese caso lo mejor es hacer uso de un reductor que no pese. Además de ayudarte a reducir hasta dos tallas visiblemente, le dará una forma redondeada natural.

6. Utiliza soporte con aros si tienes el pecho caído.

Si lo que estás buscando es levantarlos, la mejor opción son los aros. Estos te darán sensación de firmeza, y además aportarán buena sujeción y comodidad para que luzcas esos escotes que tanto gustan en verano.

You may also like

Aitana Sánchez-Gijón visita León con su espectáculo ‘Juana’

El Auditorio de León acoge el espectáculo protagonizado