VII Plan regional sobre drogas de Castilla y León

VII Plan regional sobre drogas de Castilla y León
Las líneas estratégicas que recoge el Plan son la prevención del consumo de drogas, incluidas actuaciones de regulación y control; disminución de los riesgos y reducción de los daños; asistencia e integración social; formación, investigación y sistemas de información; y participación social, coordinación y cooperación institucional.
En cuanto a las acciones clave que figuran en la sección V y que son las que se consideran prioritarias y de una relevancia especial para alcanzar los objetivos planteados, se ha valorado la evidencia disponible, las recomendaciones de organismos internacionales y nacionales y la fundamentación teórica de la acción o su apoyo en buenas prácticas documentadas. También se ha contado con la factibilidad de la acción, la posibilidad de llevarla a cabo a medio plazo con los recursos y estructuras necesarios disponibles en la actualidad o que se considera que se puede disponer de ellos durante la vigencia del plan.
En lo que a las responsabilidades atribuidas a los municipios y diputaciones provinciales se refiere, las entidades locales son responsables de 30 acciones claves de las 73 previstas, es decir, el 41 %. Los ayuntamientos de más de 20.000 habitantes son los que más responsabilidades tienen con 28 acciones claves, seguidos de las diputaciones, con 23.
Estas acciones persiguen, entre otros objetivos, reducir la prevalencia de consumo de bebidas alcohólicas, tabaco, cannabis y otras drogas; reducir los riesgos y los daños personales, familiares y sociales derivados del consumo de drogas; o potenciar la coordinación y la cooperación institucional para el desarrollo del Plan regional sobre drogas, en especial con las corporaciones locales y con la Delegación del Gobierno.
Digital de León