Detenido de nuevo el ponferradino que intentó matar a una chica con gafas explosivas

Detenido de nuevo el ponferradino que intentó matar a una chica con gafas explosivas

- in Sucesos

El ponferradino Mario Canedo L., de 39 años que en 2003 intentó asesinar a una chica en el campus de Gijón colocándole unas gafas con explosivos, ha sido nuevamente detenido por un supuesto caso de agresión sexual.
Ayer día 11 de junio, después de que la mujer con la que supuestamente mantenía una relación sentimental impusiera una denuncia por una presunta agresión sexual, el ya conocido agresor que disfrutaba del tercer grado de una condena de 19 años y medio de prisión impuesta por la Sección Octava de la Audiencia Provincial de Asturias por el delito de asesinato en grado de tentativa, ha pasado nuevamente a a disposición del juzgado de Violencia de Género de Vigo.

Cumplía condena en Mansilla de las Mulas (León)

En 2003 Mario Canedo, solicitó el traslado al penal gallego desde la cárcel de Mansilla de las Mulas, en León, donde cumplió prisión preventiva y parte de la condena firme por el grave episodio ocurrido en 2003 y que tuvo por víctima a una joven, vecina de Piedras Blancas, estudiante de Ingeniería Informática, a la que intentó matar para cobrar una póliza de seguro de 120.000 euros que había suscrito a su nombre.
ARRESTADO AGRESIÓN SEXUAL GAFAS EXPLOSIVAS MANSILLA CÁRCEL

 Intentó matar a su pareja con unas gafas explosivas

Según informa El comercio «No era su primer encuentro con la Justicia, aunque nunca había llegado tan lejos. Según relató la víctima durante el juicio celebrado en Gijón en 2007, el día de los hechos, Mario Canedo, con el que mantenía una relación sentimental desde hacía pocas semanas, le pidió que le ayudara a localizar el vehículo de un hombre que supuestamente le debía dinero por un asunto de drogas. Para ello, la llevó al campus en su propio coche, un BMW, y le colocó unas gafas oscuras conectadas a una caja, mediante las cuales, supuestamente, podría ver con un dispositivo GPS el lugar en el que se encontraba el coche que tenían que localizar. Mario salió del vehículo con una disculpa y, cuando se encontraba a una distancia prudente, accionó el mecanismo.»
«La suerte estuvo de parte de la víctima, ya que la bomba casera falló parcialmente y el explosivo que llevaba en las gafas no llegó a detonar. No así el que había en la caja y que le provocó lesiones de extrema gravedad en los brazos. El propio agresor llevó a la joven al Hospital de Cabueñes. «Si hablas, te mato», le dijo. La víctima le explicó en un primer momento a los médicos y la Policía que había encontrado una pelota en el campus y que le había explotado en las manos. Las investigaciones realizadas llevaron a los agentes a descartar rápidamente que la primera versión de la afectada, que acabó por confesar lo ocurrido.»
«El arrestado había intentado matar a la víctima con el mismo sistema una semana antes en Reinosa, aunque en esa ocasión la bomba casera no llegó ni siquiera a accionarse. El periplo delincuencial de Mario Canedo había empezado tiempo atrás. Con 20 años voló una cabina de teléfonos en El Bierzo con explosivos robados en una mina. Poco tiempo después, cumplió prisión por pegarle una paliza a un anciano para robarle.»
Hoy, después de 14 años en la cárcel por intentar matar a una chica con unas gafas explosivas, es nuevamente detenido por la supuesta agresión.
 

You may also like

Aitana Sánchez-Gijón visita León con su espectáculo ‘Juana’

El Auditorio de León acoge el espectáculo protagonizado