Denuncia por «trato discriminatorio» en San Isidro

Un esquiador con discapacidad motora denunció este domingo en San Isidro «trato discriminatorio» por parte de los responsables de las instalaciones, cuando le impidieron acceder a los remontes de Requejines y Riopinos.

Fuentes de la Diputación de León, que gestiona las instalaciones, indicaron que desde el pasado mes de febrero se tomó la decisión de ubicar la zona de Cebolledo para los discapacitados, ya que es la única que cuenta con un telesilla adaptado para estas personas.

El denunciante es el berciano Pedro Fernández, único deportista de Castilla y León que practica el esquí adaptado bajo el paraguas de la federación nacional. Tras casi una década acudiendo a las instalaciones de San Isidro, Fernández señaló que «nunca había tenido ningún tipo de problema». «En San Isidro, siempre he podido esquiar por toda la estación, y en otras estaciones de España no me he encontrado inconvenientes, al contrario», indicó.

Sin embargo, el domingo,el personal de la estación le impidió, tanto a él como a sus dos acompañantes, acceder a las zonas de Riopinos y Requejines, provocando que los tres interpusieran sendas reclamaciones pidiendo la devolución del ‘forfait’ y que se tomaran medidas para solucionar el problema, en un «claro ejemplo de discriminación».

Desde la Diputación de León expresaron que «para garantizar la seguridad de todos los usuarios» en días de máxima afluencia , ante una eventual evacuación de las instalaciones, la estación dirige a las personas con discapacidad hacia Cebolledo, uno de los cuatro sectores esquiables y el único con remontes adaptados a personas con movilidad reducida.

«Lo ideal sería que toda la estación estuviera adaptada», según reconocieron las propias fuentes que añadieron que la nueva norma se ha instaurado por razones de seguridad. La decisión, además, se habría comunicado tanto a las escuelas de esquí como a los propios usuarios afectados.