Inicio Portada El Transcantábrico, el tren de lujo inspirado en el Orient Express

El Transcantábrico, el tren de lujo inspirado en el Orient Express

Con el Transcantábrico la empresa FEVE (Ferrocarriles de Vía Estrecha) creó el primer tren-hotel turístico de España. La idea original fue crear un tren turístico, emulando al mítico Orient Express, que recorriese las vías de FEVE en el norte de España.

La gran peculiaridad de este tren es que, a diferencia de los demás trenes turísticos, circula por vías métricas, es decir, con un ancho de vía especial que permite que el tren pueda circular por parajes a los que los trenes de ancho de vía normal no pueden acceder.

Inicia su andadura el 30 de julio de 1983 con un viaje inaugural entre La Robla y Cistierna en León. Su composición original era de tres coches salón Pullman construidos en Reino Unido en 1923 (pub, bar y salón), 4 coches cama de literas, un furgón generador y un coche de servicio para la tripulación.

Actualmente existen 2 trenes Transcantábricos, el Transcantábrico Clásico y el Transcantábrico Gran Lujo, este último está considerado el mejor tren turístico del mundo.

Los salones y suites de El Transcantábrico Gran Lujo conforman un auténtico hotel de cinco estrellas sobre raíles, con atenciones y comodidades que satisfacen las expectativas más exigentes. Un tren que evoca la nostalgia y encanto de aquellos grandes expresos de principios del siglo XX, inspiración de memorables obras de la literatura y el cine, pero que a la vez dispone de las prestaciones de confort más avanzadas del siglo XXI. Gastronomía, paisaje, cultura, glamour, diversión y relax se unen para hacer del de este viaje una experiencia única e inolvidable.

Quien sube a bordo de El Transcantábrico Gran Lujo realiza una travesía en el tiempo hasta los años 20 del siglo pasado, cuando circularon por primera vez los históricos coches Pullman, que hoy son sus salones.