Inicio Noticias Montaña de León Entrevista a Celia Robles del Blanco, estudiante leonesa de Medicina

Entrevista a Celia Robles del Blanco, estudiante leonesa de Medicina

Celia en una de sus clases practicas.

En esta ocasión, tenemos el placer de entrevistar a Celia Robles del Blanco, estudiante de Medicina en la Universidad de Valladolid (UVA) y natural de la villa de Cistierna.

Gracias Celia por atendernos,

¿Crees que se elige Medicina aún de forma vocacional? ¿Qué visión tienes, en perspectiva, de los estudios de Medicina?

¡Pues creo que sí! Pienso que aún hay mucha gente que escoge medicina de forma vocacional. Yo creo que la respuesta de muchos niños al tópico “¿qué quieres ser de mayor?” es “médico”, al igual que muchas profesiones como bombero, astronauta… ya que resultan bastante atractivas de entrada.

Ya sea una decisión de la niñez, por algún acontecimiento familiar que decanta la decisión (creo que hay gente que lo decide porque ha tenido una mala experiencia con un familiar enfermo, que le gustaría haber ayudado o simplemente no les gustó el trato médico que les dieron y deciden ser médicos y además ser buenos médicos) por tus padres, por algún amigo… pero sí, creo que todavía sigue siendo una decisión vocacional.

En mi caso, no fue así. Mi primera opción siempre fue Biotecnología. Antes de hacer la PAU me senté a valorar las salidas profesionales de biotecnología y lamentablemente son bastante reducidas, en comparación con medicina. En mi opinión y según como está el mercado laboral creo que además de tener en cuenta tus gustos debes valorar otros aspectos como las oportunidades de empleo y la tranquilidad de tener un sueldo fijo. Medicina es de las pocas carreras que tiene bajas tasas de desempleo por el MIR. Por eso decidí hacerlo.

¿Dónde estudiaste antes de llegar a la universidad?

En él ÍES Vadinia en Cistierna, la verdad es que todos mis profesores fueron muy exigentes y me prepararon muy bien para la PAU (creo que ahora es la EBAU). Gracias a ellos logré superar la nota de corte.

¿Cuál es la duración del Grado en Medicina?

Actualmente son 6 años. No se pudo acortar con el Plan Bolonia, a diferencia de otras carreras que han pasado de 5 años a 4 (Derecho). Son cinco años de teoría y uno de prácticas médico-quirúrgicas en un Hospital asociado a la universidad. La carrera finaliza con la exposición del TFG (trabajo de fin de grado), normalmente suelen ser trabajos de investigación tutelados por catedráticos o profesores titulares.

¿Qué se necesita para ser un profesional en esta carrera?

Pues pienso que las aptitudes de un médico deben ser autoexigencia, objetividad y agilidad sobre todo si quieres trabajar en el sistema público (muestra una sonrisa).

Pero hay muchos otros valores como el respeto, la amabilidad y la modestia, somos humanos y nos equivocamos, esos valores se dejan de lado.

Con el plan Bolonia se han dado más importancia a asignaturas como Bioetica o Psicología que son esenciales para mejorar el trato al paciente y trabajar un poco la “empatía terapeútica”.

¿Qué es la empatía terapéutica?

Creo que es el arma psicosocial más importante de un médico. La capacidad de comprender a los enfermos, sus problemas y preocupaciones, sin implicarse emocionalmente.

¿Cuáles son las asignaturas más importantes?

Es difícil, pero creo que Fisiología y Fisiopatología, básicamente tratan del funcionamiento del cuerpo humano. Somos como una gran máquina, si conoces las piezas y cómo deben engranar y funcionar serás capaz de deducir el origen de muchas enfermedades.

¿Cuáles asignaturas tienen más dificultad?

Pues quizás farmacología, es una asignatura completamente memorística con nombres imposibles. Se trata de aprenderse fármacos y todas sus indicaciones e interacciones (muy importantes porque algunos fármacos interfieren con ciertos alimentos o con otros medicamentos y se debe tener en cuenta) y fisiopatología.

Este cuatrimestre estoy estudiando hematología, me parece un hueso duro de roer

¿Cuál será tu futura especialidad? y si no lo sabes ¿Cuál son las que más te gustan?

Pues no lo sé, aún no he pensado nada seriamente. Me gustan más las quirúrgicas (porque la experiencia en prácticas ha sido mucho mejor que en las médicas).

Este cuatrimestre estamos viendo digestivo y la verdad es que me encanta, cardiología también me gusta… y cirugía plástica está entre mis posibles opciones porque hay técnicas que realmente son increíbles

¿Cómo te organizas para estudiar todo?

Desde que pase a la universidad soy muy desorganizada y me gustaría planificarme un poco mejor. Pero la verdad es que siempre estoy leyendo y estudiando, aunque no sea para aprobar exámenes.

Para aprobar un examen en la universidad no sirve ponerse la semana anterior. Siempre suelo empezar a prepáralos con 1 mes de antelación.

Siempre intento ir a clase porque me parecen muy útiles. Para mi, prima la eficiencia, cuanto mayor sea la materia que asimiles por unidad de tiempo mejor. En clase aprendo en 1 hora lo que me cuesta una tarde completa sola en casa.

¿Cómo es tu experiencia universitaria?

En general muy buena. He hecho bastantes amigos y he conocido a gente muy distinta y ¡de muchos sitios!

Al principio es un verdadero caos, porque, en mi caso, era una ciudad nueva y no conocía la facultad. Los horarios de las clases y los seminarios cambian cada semana, por lo que tienes que estar atenta cada semana y organizarte para ir estudiando poco a poco.

Es un cambio bueno porque tienes mucha libertad, pero también tienes que ser responsable. Te ayuda a “madurar” en cierto modo y a veces a valorar lo que tienes en casa.

¿Cuál es el día a día de universitario de medicina?

Pues normalmente me levanto, voy a clase (entro a las 8 de la mañana) y tenemos unas 6 horas de clases teóricas. A media mañana solemos hacer un descanso y voy a la cafetería con mis amigos.

Por la tarde vuelvo a la facultad sobre las 4 o 5 y suelo completar el día con 3 horas de clase teórica, todo depende del día y de la semana. Normalmente el horario de clases en Medicina sólo ocupa la franja de la mañana, pero este curso tiene un temario bastante denso por lo que nos obliga a completar con horas por la tarde. Así que me paso la mayor parte del tiempo en la facultad. Cuando tengo que estudiar prefiero ir a la residencia.

Muchos días por las tardes salgo a comprar algo y los jueves salgo con mi grupo de amigos.

Desde marzo tengo un horario con semanas alternas de prácticas en el hospital clínico de Valladolid y semanas de clases. Cuando voy al hospital, suelo entrar a las 9, y dependiendo del tipo de prácticas nos pasamos la mañana en quirófano o en consulta practicando cómo hacer historias clínicas.

¿Algún adjetivo para definir el día a día?

Agotador, muchos días llego a la residencia y me tumbo en la cama y no hago más. Pero también lo definiría como sorprendente, a veces nos enseñan cosas verdaderamente atractivas.

¿Se realizan muchas prácticas?

A parir de tercero sí. En tercero empezamos a ver asignaturas clínicas, nos enseñan las enfermedades, su diagnóstico y tratamiento, por lo que la mejor manera de aprenderlas es en el hospital con los enfermos. Tengo dos semanas de prácticas quirúrgicas y 3 de médicas este año, asignadas, respectivamente por cada cuatrimestre.

¿Cómo es el ambiente humano? Trato con personas, tipo de personas…

Pues hay de todo. En cuanto a los compañ[email protected] son bastante agradables la mayoría, pero siempre acabas saliendo con la gente que te es más afín. Yo estoy muy contenta con mi grupo de amigos.

He de señalar que hay mucha gente del Sur (Andalucía. Murcia…) y en general, son más abiertos que la gente de Valladolid por ejemplo, pero, como he dicho antes, hay de todo.

Algunos profesores son muy prepotentes. Pero también he tenido profesores brillantes; catedráticos, clínicos e incluso investigadores y científicos (muchos de mis profesores de bioquímica trabajan en el IBMG de Valladolid). Realmente quedas sorprendida con la trayectoria de muchos (muchos han publicado en revistan importantes, han escrito libros y han colaborado en proyectos de investigación a nivel nacional).

En prácticas, en lo que respecta a mi experiencia, uno de mis tutores ha sido muy majo y el otro demasiado serio. En general el trato que nos han dado las enfermeras tanto a mí como a mis compañeros de prácticas ha sido bastante malo (en una ocasión llegaron a reírse de una compañera que se había desmayado durante una intervención quirúrgica). No sé el motivo, pero en general nos tratan con bastante desprecio.

¿Qué o quién te influencio para estudiar medicina?

Nadie, fue una decisión propia. Al contrario de lo que igual muchos puedan pensar (mi madre también es médico) la decisión la tome yo sola.

¿Qué riesgos tiene esta profesión?

Pues tiene riesgos legales y de salud. Los de Salud son comprensibles por el peligro de contagiarse de muchas enfermedades transmisibles (ojito a los cirujanos que operan a pacientes con VIH o con hepatitis C).

Actualmente existe una ley (41/2002 del 14 de noviembre) que versa sobre la autonomía del paciente y la protección de datos de carácter clínico, está ley hace hincapié en el derecho a la intimidad del paciente y cada vez, los controles y acceso a las historias clínicas se está restringiendo más. La violación de la intimidad del paciente (un simple desliz como comentar la enfermedad de un paciente con un familiar) puede tener sus repercusiones legales incluso para estudiantes y residentes MIR.

Las negligencias médicas son motivo de muchas demandas y también el trato inadecuado (muchos pacientes se quejan porque los médicos no “les miran a la cara”). Pero en el día a día del ejercicio médico siempre trabajas cubriéndote las espaldas con un buen seguro médico y la utilización del CI (consentimiento informado) como principal arma para evitar contratiempos.

¿Y tú satisfacción?

Poder estudiar lo que me gusta y soñar con ejercer la especialidad que quiero

¿Cómo ves la medicina en el futuro?

Pues por desgracia, impersonal y, por contraparte, tecnológica y potencialmente curativa. Un ejemplo simple para ver el avance en Medicina: actualmente las expectativas de curación de un cáncer tras ser diagnosticado precozmente rondan el 50%. Los estudios afirman que en unos años (y no muchos) este porcentaje se elevará al 70%.

Volviendo un poco a tus raíces, ¿Cómo fue tu paso por el I.E.S Vadinia?, ya que, para poder acceder a este grado, necesitas tener muy buena nota en selectividad.

Pues el último año fue duro porque tuve que estudiar muchísimo y organizarme muy bien cada semana. Lo recuerdo como un año agotador pero satisfactorio. Yo aconsejaría a la gente que si quieren hacer medicina se lo planten seriamente porque no tienes que ser bueno, tienes que ser el mejor y punto. Sé que puede ser desalentador, pero es la realidad, o eres muy listo o te va a tocar trabajar más de lo normal.

Yo en 2º de Bachiller no solo estudiaba. En muchas asignaturas como historia o lengua, que teníamos temas a desarrollar practicaba haciendo exámenes de desarrollo cronometrados, técnicas para resumir, dejar márgenes, letra entendible, vocabulario … En definitiva, un entrenamiento en varias áreas. En biología ampliábamos el temario, los exámenes; en el instituto llegaban a durar más de dos horas y media (nunca se me olvidarán porque llegaba a sudar la gota gorda literal, llegaba a casa reventada)

Una vez una profesora me dijo que la PAU es una prueba en la que se aseguran de que eres un individuo crítico y que, por tanto, puedes acceder a la universidad. No hay que estudiar sólo, hay que demostrar que tienes potencial para aprender nuevos conceptos y saber interrelacionarlos con el “marco base” de conocimientos que te aporta Segundo de bachiller.

¿Qué es lo que más extrañas de Cistierna?

A mi familia, mis amigos y el estar en el pueblo.

Celia, muchas gracias por atendernos y te deseamos lo mejor en tu carrera.

 

Digital de León / Noticias de la Montaña Leonesa