La nieve no es sinónimo de quedarse en casa, sin poder moverse, si cuentas con un pequeño equipo, puedes descubrir las bellezas que alberga la Montaña de Riaño y Mampodre, en este caso, Néstor y Ana pasean por el preciso Monte Ranedo de Lario.

Una raquetada preciosa para todos los que quieran disfrutar de la naturaleza.