La puerta de entrada al montañoso país vadiniense a vista de pájaro