El cambio de frecuencias de TDT ya ha comenzado a instalarse en León

TDT en león

Este miércoles, 18 de septiembre, 605 municipios de Castilla y León comenzarán el proceso para cambiar las frecuencias de la Televisión Digital Terrestre (TDT) y contarán para ello con un plazo de entre cuatro y seis meses, mientras que los 1.643 municipios restantes lo harán en fases posteriores.

El subdirector general de Planificación y Gestión del Espectro Radioeléctrico del Ministerio de Economía y Empresa, Antonio Fernández-Paniagua, ha presentado este lunes las actuaciones previstas para la liberación de frecuencias del segundo dividendo digital en la Comunidad, junto a la delegada del Gobierno en Castilla y León, Mercedes Martín.

Dicho proceso, ha aclarado Martín, «no implicará la aparición ni desaparición de canales de televisión, que simplemente se desplazarán de frecuencia, ni la obsolescencia de televisores ni descodificadores de TDT, ya que las cadenas televisivas emitirán a través de las frecuencias nuevas y antigua».

A partir de esos cuatro y seis meses de plazo fijados para adaptar las instalaciones de recepción de señales, se procedería al apagado de las frecuencias antiguas, en los casos de las cinco primeras zonas geográficas que lo inician este miércoles -Bizkaia Este, León Oeste, Segovia, Soria y Valladolid-.

Según ha explicado Fernández-Paniagua, se trata de un proceso de liberación del segundo dividendo digital ordenado por la Unión Europea, que implica aprovechar la banda de 700 Mhz (megahercios) para introducir la tecnología 5G en los teléfonos móviles que traerá consigo «grandes beneficios económicos y sociales».

Antes del 30 de junio de 2020, la banda 700 MHz tiene que estar disponible para su uso para comunicaciones móviles de banda ancha que, en el caso de España, supone la necesidad de un cambio en las frecuencias asignadas a los canales de TDT, que ocupan parcialmente dicha banda, en la que se distribuyen ocho múltiples digitales del Plan Técnico Nacional.

Este divide el territorio nacional en 75 áreas geográficas -17 en el caso de Castilla y León- y definen las frecuencias que deben usarse en cada una para albergar los múltiples digitales planificados -siete de cobertura estatal y uno de cobertura autonómica-, cada uno de los cuales puede emitir cuatro canales de televisión en Alta Definición.

La zona de Bizkaia Este precisará un solo cambio de frecuencia, mientras que la de León Oeste necesitará tres, la de Segovia, cuatro, al igual que la de Valladolid, y dos la de Soria y, al finalizar dichas modificaciones, será necesario resintonizar todos los televisores.

En lo que respecta a los edificios colectivos de uso residencial, en el caso de que cuenten con una centralita programable, esta se deberá reprogramar para amplificar los nuevos canales y, si tienen amplificadores monocanal, deberán añadirse amplificadores nuevos para cada uno de los nuevos canales.

Las viviendas unifamiliares, que cuentan con amplificador de banda ancha, no precisarán de adaptación alguna, tan solo, la resintonización de canales y, en ninguna de las situaciones, «los ciudadanos deberán pagar, puesto que el gobierno ha dispuesto de un plan de ayudas para que se realicen los cambios oportunos», ha advertido Mercedes Martín.

Cada área geográfica llevará su propio proceso, ya que los cambios se realizarán por fases independientes, con ejecuciones y plazos independientes, que darán comienzo este miércoles en las cinco áreas de Castilla y León anteriormente citadas y, en el resto, de forma sucesiva, hasta cubrir todos los edificios que lo precisen.