Alerta | Peligro de aludes en los Picos de Europa

nieve picos de europa collado jermoso
Imagen de Archivo

La Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) ha emitido un aviso específico, desde las 15.00 horas del domingo 1 de diciembre y hasta las 18.00 horas del martes día 3, por peligro de aludes en los Picos de Europa.

Según AEMET como resultado de las abundantes precipitaciones registradas en noviembre, el manto de nieve tiene espesores importantes, encontrándose menos evolucionado en cotas altas, donde hay mayores acumulaciones y además existen estructuras inestables. A lo largo hoy domingo 1 y el lunes 2 de diciembre se esperan nevadas copiosas y persistentes, con la cota de nieve oscilando durante la mayor parte del episodio entre los 1.500 y 1.200 metros, y cayendo por debajo de los 1.000 metros al final. Es muy probable que estas nuevas nevadas dejen, en las cotas medias y altas, espesores superiores a 40-50 cm, elevando el nivel de peligro de aludes, por problemas de nieve reciente en general y nieve venteada en cotas altas; principalmente en Picos de Europa.

Los aludes de nieve reciente sin cohesión se pueden producir de forma espontánea o accidental a cualquier hora del día (incluso durante la noche) en todas las orientaciones y a cualquier cota, aunque se estima que su tamaño y frecuencia irá en aumento a mayor altitud. Dichos aludes podrán causar daños a personas e infraestructuras, incluyendo la red viaria, siendo las laderas más propicias las de pendiente superior a 35º. Por encima de 1.800-2.000 metros, el peligro de aludes aumenta por el problema adicional de nieve venteada.

Durante el domingo y el lunes, el nivel de peligro irá en aumento a medida que vaya nevando. Las bajas temperaturas retardarán la estabilización del manto, y el viento continuará transportando nieve y formando estructuras frágiles en las cotas altas. Aunque ya sin precipitaciones, el martes se mantendrá un nivel de peligro similar, e incluso la apertura de claros en las horas centrales puede activar la purga de las pendientes más pronunciadas, favoreciendo los aludes de nieve reciente.