Cientos de personas visitaban durante el fin de semana la estación de esquí de de San Isidro de León por la carretera cerca de Curueño, por la vertiente de Ríos Pinos , encontrándose con más de 20 centímetros de nieve obstaculizando la carretera.