VOX San Andrés denuncia que la candidata del PSOE Camino Cabañas es el regreso al pasado

Fernando Prieto Olite, candidato por VOX en San Andrés

Fernando Prieto Olite, candidato por VOX en San Andrés, denuncia que el Municipio vuelve a ser noticia por encontrarse a la cabeza de los más endeudados de Castilla y León y de toda España. Desde años atrás, con el gobierno socialista, se viene hablando de la desorbitada deuda que había generado, aproximadamente 80.000.000 millones de euros, y que aún seguimos sin saldar aunque ahora el acreedor sea el Estado y no los proveedores.

En este escenario regresan los culpables de antaño con Camino Cabañas a la cabeza, pidiendo el voto y prometiendo un futuro mejor para el Municipio. Es el camino de vuelta al “miguelismo” y al “zapaterismo”, a la frustración, con ella regresa la forma de gobernar de la que tanto presumieron los socialistas parafraseando expresiones como “hagamos lo que debamos aunque debamos lo que hagamos”. Volvemos al descontrol presupuestario, a falsear datos para vender humo, a generar cada año millones de euros de deuda, a no saber si se podrán pagar las nóminas al final del mes, en definitiva a la ruina.

Lo peor, añade Fernando Prieto Olite, es que el Ayuntamiento también está a la cabeza de los que más presión fiscal ejerce sobre los contribuyentes. El Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI), que ha subido en el 2019 aunque permanece oculto por razones obviashasta después de las elecciones, resulta mucho más gravoso que en Villaquilambre, Sariegos, Valverde de la Virgen, Cuadros e incluso León capital, ya que en este último gozan de fraccionamientos del pago y de beneficios fiscales por domiciliar. Igualmente la tasa del agua es de las más elevadas de Castilla y León.

Los vecinos del municipio de San Andrés estamos soportando los tributos más altos en comparación con municipios limítrofes y recibimos los peores servicios: calles sucias y oscuras, jardines descuidados, instalaciones deportivas desatendidas, vías públicas que se parchean quince días antes de las elecciones. No resulta extraño que sigamos perdiendo población y breve abandonemos el umbral de los 30.000 habitantes, con Cabañas el camino está trazado.