Piden ocho años por robo con violencia y tentativa de homicidio en Trobajo del Camino

Piden 8 años de prisión para el individuo de 35 años de edad,  que el 24 de mayo de 2018 golpeó violentamente e intento estrangular a la camarera de un establecimiento de hostelería  de la localidad de Trobajo del Camino (León).

El ladrón agredió a la empleada para llevarse el dinero de la caja registradora abandonando después el lugar, tras causarle a la víctima múltiples lesiones.

El autor de los hechos, detenido entonces por agentes de la Policía Nacional de la Comisaría de San Andrés del Rabanedo, había salido de prisión poco antes de cometer el robo.

El individuo, será juzgado como presunto autor de un delito de robo con violencia y otro de tentativa de homicidio el próximo 16 de julio en el Juzgado de lo Penal nº2 de León. El Fiscal pide una pena de ocho años y medio de cárcel (5 por robo con violencia y tres años y medio por el de lesiones) así como una indemnización de 33.000 euros.

Los hecho se cometieron en la madrugada del día 24 de mayo de 2018 en un bar situado en la Avda. Párroco Pablo Diez. La policía recibió una llamada indicando que se acababa de cometer un robo con violencia, y el autor había conseguido hacerse con la recaudación de la caja registradora del mismo. Tras personarse en el lugar de los hechos, la dotación policial y entrevistarse con la camarera del establecimiento, ella les relató que un varón de unos cuarenta años había accedido al interior de la barra del establecimiento y sustraído el dinero de la caja que no llegaba ni a 100 euros.

El agresor tras haber conseguido su propósito la había agredido brutalmente llegando a agarrarla del cuello y estrangularla, de modo que perdió parcialmente el conocimiento, he incluso amenazó reiteradamente con matarla. Posteriormente, cuando la víctima recuperó la consciencia, el autor la amenazó con una navaja, si bien la víctima consiguió librarse del mismo y ante esta situación el agresor emprendió la huida.

Posteriormente la víctima, que afirmó que temió por su vida debido a la agresividad del agresor, fue trasladada en ambulancia al Hospital Universitario de León, en donde le diagnosticaron varias lesiones en rostro y cuello, y contusiones y lesiones en la cuenca ocular. Si bien recibió el alta, la víctima ha sufrido desde entonces importantes secuelas psicológicas.

El Grupo Operativo de la Policía Judicial de la Comisaría de San Andrés del Rabanedo tuvo acceso a las grabaciones del local que corroboraban los hechos denunciados, pudiéndose observar la enorme violencia empleada por el autor de los hechos para conseguir su objetivo, si bien la víctima inicialmente le había hecho frente con una defensa, lo que pudo dar lugar a dicha agresión tan extrema. De la misma manera se pudo comprobar, que el autor de los hechos no era un delincuente habitual de la zona, por lo que se realizaron gestiones en centros de reinserción social y con entidades de acogimiento de personas sin recursos, los cuales facilitaron datos significativos para la investigación.

Tras el reconocimiento fotográfico del autor de los hechos, realizado por la víctima y la  posterior localización del mismo, se logró su detención. El acusado, si bien en el momento admitió la autoría de los hechos denunciados, ahora a través de su defensa dice que lo hizo bajo el síndrome de abstinencia negando además las amenazas a la camarera.

Dicha persona, que cuenta con un amplio historial delictivo, principalmente de robos con fuerza cometidos todos ellos en Las Palmas de Gran Canaria y había salido de la prisión de Mansilla de las Mulas hacía pocos días, fue puesto a disposición del Juzgado de Instrucción de guardia de esta capital, que acordó su ingreso en prisión donde ha permanecido desde entonces.