Debate: Condenado un exconcejal de Familia por organizar 73 orgías

Per Zeidler, en una imagen de archivo (TV2ostjylland.dk)

Era la mañana del 8 de noviembre del 2017 cuando periodistas del diario danés Århus Stiftstidende descubrieron a Per Zeidler, entonces concejal de Syddjurs, acudiendo a un encuentro con una decena de hombres y dos chicas en Ammitsbøl, cerca de la ciudad de Vejle.

En ese momento Zeidler debía estar en el Ayuntamiento, donde era concejal y presidente de la comisión de Asuntos Familiares. En cambio, estaba a más de 120 kilómetros de distancia en una orgía en la que participaron 13 personas. Era la segunda en dos semanas, según reveló el periódico local, aunque la investigación ha descubierto que Zeidler organizó más de 70 en varios lugares de Dinamarca.

El escándalo se hizo público a pocos días de las elecciones municipales del 2017, en las que Zeidler se presentaba como candidato del partido social liberal Borgerlsite, que él mismo había fundado junto con su hijo tras abandonar la Alianza Liberal. Ahora, un año y medio después, el exconcejal ha sido condenado a seis meses de cárcel (en libertad condicional durante dos años) por haber organizado 73 orgías entre abril del 2016 y noviembre del 2017, lo que el juez ha considerado un delito de proxenetismo.

Durante ese periodo, Zeidler y su socio –un hombre de 56 años que ha recibido la misma sentencia– organizaron alrededor de una orgía por semana, según resaltó la fiscal Birgitte Ernst durante la vista oral, donde argumentó que el negocio estaba “increíblemente bien organizado” y funcionaba como una empresa de prostitución.

Los dos hombres, que han admitido su culpabilidad, ganaron unas 200.000 coronas (unos 27.000 euros) en esos encuentros. Solían participar una o dos mujeres –que el concejal y su socio utilizaban de reclamo en internet– y un grupo de hombres.

El abogado defensor, Henrik Garlik, subrayó que se trataba de una “comunidad formada por personas con la misma orientación sexual”, y aseguró que ninguna de las mujeres ejercía la prostitución de manera profesional. “Eran encuentros sexuales donde algunas mujeres se ofrecieron de forma voluntaria y, a cambio, recibieron una pequeña cantidad de dinero”, explicó Garlik. En todo momento, según su relato, se respetaron sus deseos y ellas no se sintieron presionadas.

Según el abogado, Per Zeidler ha admitido su culpa­bilidad porque “quiere ­cerrar el caso” y por el bien de las chicas y los hombres que participaron, quienes, en caso contrario, serían llamados como tes­tigos, ­según la televisión danesa DR.

A principios de este año la Fiscalía presentó su ­escrito de acusación, en el que constaba el delito de proxenetismo por haber organizado y llevado a cabo 109 orgías en las que ­“muchos hombres habían tenido relaciones sexuales con pocas mujeres”, y a ­través de las cuales los acusados habían ganado 328.000 coronas (unos 44.000 euros), según publicó el tabloide BT.