Las temperaturas volverán a ascender aunque en León lo harán de manera más moderada

Aunque las temperaturas empiezan a recuperarse, el norte peninsular permanecerá con cielo nuboso o cubierto y riesgo de precipitaciones.

En Castilla y León el tiempo permanecerá nuboso en la parte norte, con riesgo escaso de precipitaciones que serán de carácter débil y disperso, llegando incluso a ser de nieve por encima de 1.500 a 2.000 metros. Habrá intervalos de nubes medias y altas en el resto, con nubosidad de evolución. Las temperaturas mínimas irán ascendiendo de manera moderada en el suroeste y sin cambios o en ligero descenso en el resto. Las máximas en ascenso aunque podrían darse heladas débiles en zonas altas de montaña y menos probables en zonas aisladas de la meseta.  Los vientos serán flojos del nordeste o de dirección variable.

A pesar del frío del fin de semana, el tiempo empezará a recuperarse y en León se alcanzarán los 23 grados a lo largo de la semana, temperaturas que se mantendrán de cara al fin de semana.