El médico acusado de usar sedaciones fuera de protocolo en Burgos condenado a cuatro años

Condenado Juan Antonio Huidobro acusado de usar sedaciones en dos pacientes del Hospital de Burgos, fuera del protocolo. El Juzgado de lo Penal 2 de Burgos le ha impuesto cuatro años y cinco meses de cárcel al doctor.

Al acusado se le considera autor de un delito de homicidio por imprudencia profesional grave y de otro de lesiones, según el fallo de la magistrada.

La condena responde de una parte al homicidio por imprudencia profesional grave al que fuera jefe de Medicina Interna del Hospital de Burgos entre 2014 y 2015 y de otro de lesiones por imprudencia profesional grave.

Por el primero de ellos, se le condena a cuatro años de prisión, inhabilitación profesional por cinco años para el ejercicio de la medicina, e indemnización de 106.000 euros a los hijos de la víctima. Además se condena a una aseguradora como responsable civil directa, teniéndose que hacer cargo de los intereses y a la Consejería de Sanidad de Castilla y León como responsable civil subsidiaria.

Por el otro delito se le condena a cinco meses de prisión y tres años de inhabilitación profesional, con 15.000 euros de indemnización a los sobrinos del paciente, con iguales responsables civil y subsidiario.

En el juicio celebrado en noviembre se explicó que en un trimestre decidió más de 170 sedaciones, de las que 21 no se ajustaban al protocolo, aunque sólo se le juzgó por dos de ellas, ya que los familiares denunciaron que no se les pidió consentimiento.

El fallo no es definitivo, pues es recurrible en el plazo de diez días ante la Audiencia Provincial de Burgos.