Kiko Rivera recibe una gran sorpresa tras tres días de su paso por Gran Hermano Dúo

Kiko Rivera recibió la visita de su queridísima madre, Isabel Pantoja en Gran Hermano Dúo. Después de que el DJ estuviera casi tres meses sin tener contacto con estímulos externos, la noticia de que la tonadillera participaría en Supervivientes 2019 le cayó como un jarro de agua fría.

La tonadillera quiso compartir la noticia con “su pequeño del alma”, y Kiko Rivera no daba crédito. El hijo de Isabel Pantoja respondió ayer en el debate final de GH DÚO a las primeras preguntas sobre su madre.

Al principio Kiko Rivera tuvo poco que añadir, únicamente hizo la siguiente afirmación:

“mi cara lo dice todo”

“Hace tres días que me lo dijo y todavía estoy flipando. No me lo podía esperar”Kiko Rivera, que ya está en casa junto a Irene Rosales y a sus dos hijas, declaró que aún estaba digiriendo la noticia y que, a pesar de su estado de sorpresa, apoyaría a su madre de forma incondicional.