Denuncian la maniobra de aforamiento de Silván para evitar su posible imputación judicial por la trama enredadera

Parece que el PP tiene un fundado temor a que su candidato oficial a la alcaldía sea llamado a declarar y pueda ser imputado judicialmente por la trama de corrupción en el Ayuntamiento de León.

Es más vergonzoso si se unen las mentiras del Sr. Silvan, que ante la posibilidad de una Moción de censura con el apoyo incluso de Cs, se comprometió a asistir a una comisión de investigación de los grupos municipales de León sobre la trama enredadera, a la que finalmente no asistió y, como hemos comprobado, se convirtió esta comisión en un paripé entre PP y Cs.

Las conversaciones grabadas de los altos cargos del PP en la Trama Enredadera son bochornosas. No solo por lo que manifiestan, sino por lo que encubren. Es un escándalo y una burla para la ciudadanía ante la gestión de lo público que hace el PP y una burla para los pequeños empresarios de la provincia, a los que nadie “llama” para “hacerles encargos”.

Dan prueba del “mamoneo” y las “mamandurrias”, como decía su lideresa Esperanza Aguirre, que han sostenido la trama del PP y que como un sarpullido van saliendo en todas las provincias y muchos ayuntamientos que han “gestionado”. Desde el “yo soy la administración” del Consejero de Fomento del PP, hasta el estar “informando en directo” a un determinado empresario que ha presentado un presupuesto, entre varios, para optar a un contrato con la administración sobre el servicio de basura del Órbigo.

El PP pretende dejarlo todo atado y bien atado con las diversas tramas de corrupción en Castilla y León en las que se hallan inmersos, siendo una de las que más afecta a esta provincia, la Trama Enredadera.