Adiós a los triángulos de señalización de emergencia

La Dgt tiene previsto sustituir los triángulos de señalización por señales luminosas.

Los hasta ahora obligatorios triángulos de emergencia, podrían tener los días contados. Estos dispositivos portátiles que sirven para señalizar el peligro a otros usuarios de la carretera, tras sufrir una avería o un accidente por parte de la persona encargada de situarlo, se consideran ahora peligrosos. La maniobra de colocación de los mismos, en el punto de mira, tras demostrarse su responsabilidad en la pérdida de vidas.

Conforme la normativa actual, que regula este tipo de dispositivo, el conductor deberá colocar los triángulos de emergencia a una distancia de 50 metros en autopistas y autovías. Uno de ellos, debe colocarse delante del coche y otro detrás. Para poder cumplir con esta misión el de conductor debe abandonar el automóvil y continuar su marcha hasta la zona adecuada, lo que supone un gran riesgo de atropello.

En cifras, según la DGT, unas 60 personas han sido atropelladas este año, mientras de señalizar la avería de su vehículo.

Es por ello que los planes del organismo público, pasan por sustituir los triángulos de emergencia por otro elemento, como señales luminosas que se ubicarían en el techo del vehículo. Esta medida similar a la empleada en los coches de la policía secreta, evitaría la necesidad de abandonar el vehículo.

Todo lo anterior, provocaría un cambio en la legislación actual, que a día de hoy establece el uso obligatorio de los triángulos. La posibilidad de utilizar un dispositivo luminoso, sería en un principio opcional.