El barrio de La Sal, estado de la zona, de los servicios públicos y quejas de los vecinos

Los concejales de UPL en el Ayuntamiento de San Andrés del Rabanedo, Julio Álvaro González Rivo y Rosa María Fernández Velilla, han visitado este lunes el barrio de La Sal para comprobar el estado de la zona, de los servicios públicos y recogiendo las peticiones y quejas de los vecinos.

En primer lugar, tenemos que decir que hemos encontrado las zonas verdes en mejor estado que la última vez que hicimos una visita de estas características, por lo que es más que justo felicitar a los trabajadores que, pese a estar en un número inferior de lo esperado, sacan adelante el trabajo.

Después, hemos comprobado el estado de muchos espacios municipales que pueden ser muy mejorables. Uno de ellos es el Polideportivo de La Sal, un gran espacio que, a nuestro entender, permanece infrautilizado, quizás porque haya sido más cómodo para los políticos que han gobernado San Andrés en los últimos años. Sin embargo, desde el leonesismo pensamos que existen muchas posibilidades de mejora: cubrir las canchas deportivas, colocar aparatos biosaludables, un espacio de juego para los más pequeños, aumentar el número de bancos, puntos que den sombra y mejorar la amplitud de los accesos.

En otro orden de cosas, los vecinos nos han mostrado su malestar por la limpieza de la zona, que la consideran mejorable, de hecho es fácil encontrar contendores deteriorados y zonas especialmente sucias, aceras, areneros de espacios infantiles mejorables… Además es evidente que para próximos planes de asfaltado, este barrio debe ser una prioridad, pues muchas calles están muy deterioradas (Babieca, o Colada son algunos ejemplos) y tienen un volumen de tránsito importante.

Una de las cosas que más nos ha llamado la atención es la ubicación de una marquesina que es el símbolo del abandono de este barrio: una estructura en perfecto estado en un lugar tan innecesario como es bajo un soportal, en una zona sin frecuencias de autobuses públicos, cuando otras partes del municipio la necesitarían más. Por tanto, pediremos el traslado de la marquesina, mientras que ya estamos buscando una solución al problema de las carencias en transporte público de este barrio.

Desde UPL vamos a seguir pendientes de la evolución del barrio, continuaremos acercándonos por allí, hablando con la gente y tratando de solucionar los problemas de los vecinos en la medida de nuestras posibilidades, empezando por la petición de eliminar el nido de procesionarias que hemos encontrado junto a la zona infantil de la calle Colada.