Un bebé de 17 meses, ingresado tras ingerir cocaína

menor-bebe-violar-agresion-muere-herido-contagiado
Imagen de Archivo

Una bebé de 17 meses ingresó en el Hospital Universitario de Burgos por una intoxicación de cocaína.

Los padres acudieron al hospital con sus dos hijas, de 17 meses y de 3 años de edad, debido a que la más pequeña se despertó llorando desconsoladamente.

Frente a esa situación el personal sanitario analizó a ambas menores; en un primer momento como una dermatitis. A continuación, al no responder a los medicamentos, les hicieron análisis. Aunque la de tres años se encontraba bien, la bebé tenía cocaína en la sangre.

Por ello, el pasado sábado el Juzgado de Instrucción de Guardia comunicó a la Comisaría Provincial que en el hospital se estaba atendiendo a dos hermanas pequeñas por una posible intoxicación con sustancias estupefacientes.

Según indica el comunicado de la Policía, ambos padres habían tenido problemas de adicción a sustancias estupefacientes. A pesar que estuvieron en tratamiento y, aseguraban no consumir en la actualidad, los dos progenitores de la bebé también dieron positivo.

Asimismo, indicaron que los padres de las menores tuvieron una fiesta en el domicilio familiar la noche anterior. En dicha fiesta casi todos los adultos consumieron cocaína. Pero afirman que en ningún momento lo hicieron delante de las menores. No obstante, en algún momento la bebé tuvo acceso a la cocaína y terminó intoxicándose.

Tras el suceso, la Gerencia Territorial de Servicios Sociales de la Junta de Castilla y León se hizo cargo de la tutela provisional de los menores para garantizar su protección. Mientras que se investiga la responsabilidad de los padres en la intoxicación con cocaína de la bebé.