Los trabajadores de Embutidos Rodríguez convocan huelga

fabrica-embutidfos-rodriguez-león

Los trabajadores de Embutidos Rodríguez-Servicarne iniciarán el próximo miércoles, 16 de enero, un calendario de huelga que se prolongará hasta el mes de febrero con 14 jornadas previstas y el objetivo de que la empresa “elimine la figura de los falsos autónomos y ofrezca a los empleado igualdad de condiciones respecto al resto de trabajadores del sector cárnico del país”.

Así lo anunció este jueves el secretario general de Industria de Comisiones Obreras en León, Ángel Santos, que apuntó que la huelga se desarrollará los días 16, 23, 25 y 30 de enero y 1, 5, 6, 8, 12, 13, 14, 19, 20 y 21 de febrero. Asimismo, parala primera jornada está organizada una concentración a las 12.30 horas frente a las instalaciones de Embutidos Rodríguez.

“La empresa comete fraude, competencia desleal y mantiene a más de 400 trabajadores en situación de falsos autónomos, ya que tan solo reconoce como trabajadores propios a 23 personas”, denunció Santos, que recordó que la situación se viene demandando desde hace más de un año, frente a la “tozudez” de la empresa que “no quiere alcanzar una solución consensuada que dé cobertura a los trabajadores con los mismos derechos y obligaciones que los otros compañeros del sector”.

Unos trabajadores que, como señaló el representante del sector en Comisiones Obreras Castilla y León, Juan Manuel Ramos, se encuentran en situación de falsos autónomos “sin vacaciones, sin derecho a baja, sin prestación por desempleo y con jornadas prolongadas” con sueldos medios que se sitúan entre un 19 y un 39 por ciento por debajo de los trabajadores acogidos al convenio del sector cárnico.

Según los datos aportados por Ramos, estos trabajadores cuentan con un sueldo medio de 1.200 euros brutos, “a los que se deben restar unos 50 euros en concepto de cuota de socios cooperativistas, un seguro médico privado y la cuota de autónomos”, teniendo en cuenta un mes con 22 días laborales, “ya que si no se trabaja no se cobra”, motivo que hace aún más “crítica” la situación ante la huelga prevista.

“Esta huelga es el principio del fin a los atropellos y abusos practicados por Embutidos Rodríguez durante décadas y ante los que los trabajadores han decidido poner fin por medio de la lucha jugándose incluso su puesto de trabajo”, concluyó Juan Manuel Ramos.