A Felipe VI se le atragantan las uvas con la nueva noticia sobre su padre

Mañana se emitirá el discurso de Navidad de Felipe VI, pero las últimas polémicas podrían cambiar el discurso del rey.

Imagen de Archivo

Felipe VI aún tiene que lidiar con los problemas y escándalos de la familia Real. El último escándalo es la de su padre, el rey emérito Don Juan Carlos I.

La reacción de Felipe VI a la noticia de su padre

El medio digital el Cotilleo, afirmaba que el rey Juan Carlos I sufre una enfermedad que le obliga a tener sexo con frecuencia. Desde que Felipe VI llegó al poder, cintos de mujeres han salido a la luz como amante de su padre. Gracias a eso, los españoles comprobaron la verdadera relación entre Doña Sofía y su esposo, padres del rey Felipe.

Las miles de amantes del rey emérito hizo que desde un primer momento, su matrimonio fuera un fracaso. Antes de casarse, en los informes periódicos que sobre él se remitían a Franco periódicamente, se le definía como “adicto al sexo”.

Un asunto que reveló Amadeo Martínez Inglés en El rey de las cinco mil amantes. El libro tuvo que ser editado en Portugal por temor a represalias en España.

En el libro de Amadeo se explica que entre 1955 y 1950, época en que el padre de Felipe VI estaba sujeto a la disciplina militar, un total de catorce mujeres “se personaron ante diversas autoridades castrenses informándolas de estar embarazadas o haber tenido ya un hijo/a como fruto de sus relaciones íntimas y consentidas con el príncipe Juan Carlos”. 

El padre de Felipe VI es adicto al sexo

Pero esto no queda ahí, puesto que El Nacional bajo el impactante titular: “Revelado el problema de salud de Juan Carlos que solo sofoca con sexo”, afirmaba que para el padre de Felipe VI ha representado un calvario esto de las relaciones íntimas por un problema de salud llamado “priapismo”.

El priapismo es la erección persistente del pene sin que tenga que existir estimulación alguna. Esta patología provoca grandes dolores que, según El Nacional, don Juan Carlos solo puede aliviar a base de relaciones íntimas. Pero no solo el rey emérito sufre este mal, otros miembros de su familia también.

Felipe VI podría padecer esta enfermedad

Don Felipe VI no tiene nada que ver con su padre, como hemos podido comprobara   lo largo de estos años. Felipe VI es hombre de una sola mujer y la sombra de las infidelidades ni tan solo le ha rozado.