La consejera regional y dos exjugadores de la Arandina firman la paz

Los jugadores de la Arandina acusados de presunta agresión sexual

El acto de conciliación celebrado hoy en Valladolid por unas declaraciones que efectuó la consejera de Familia de Castilla y León, Alicia García, sobre dos exjugadores de la Arandina CF investigados como supuestos autores de abuso sexual a una menor, ha concluido hoy con avenencia entre las partes.

El letrado de los dos exjugadores, Víctor Rodríguez ‘Viti’ y Raúl Calvo, han informado hoy a los periodistas de que la consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades ha reconocido que la presunción de inocencia es la que prima.

El acto de conciliación se ha desarrollado en el Juzgado de Primera Instancia Número 8 de Valladolid después de que se conociera el fichaje de ‘Viti’ por la Sociedad Deportiva Almazán de fútbol, tras lo que García consideró «inadmisible y provocador» la contratación por clubes de fútbol de Castilla y León de personas investigadas por una supuesta agresión a una menor.

Los dos exjugadores de la Arandina consideraron que estas palabras vulneraron su presunción de inocencia y perjudicaron su situación laboral, ya que el equipo adnamantino rescindió unilaterlamente el contrato con «Viti» y se rompieron las negociaciones profesionales que mantenían con otros clubes.

Hoy, antes de la posibilidad de que los exjugadores pudieran plantear una querella por esas afirmaciones, se ha desarrollado el preceptivo acto de conciliación, como establece la ley, al que han acudido procuradores y abogados de las dos partes, sin que haya sido necesaria la presencia ni de la consejera ni de los exjugadores.

El abogado ha especificado que este acto supone un paso previo a una posible querella, que no se llevará a cabo tras la avenencia, y ha hecho referencia a la consideración de que se había tratado de un «malentendido» o de una «mala interpretación».

Sin embargo, el letrado sí seguirá adelante en el caso de la presidenta de la asociación de ayuda a mujeres maltratadas Antígona, Concha Baena, contra la que se planteará querella por calumnias e injurias.

En este caso no hubo acuerdo cuando se desarrolló el acto de conciliación el pasado 17 de octubre en el Juzgado de Primera Instancia 3 de Soria, donde Baena ratificó sus declaraciones efectuadas el pasado julio, cuando se enteró del fichaje de los dos jugadores por la S.D. Almazán.

La presidenta de Antígona dijo entonces que «a este tipo de gentuza no se le podía ayudar» y que en Soria y en Almazán no se necesitaba «ningún tipo de violadores», según recordó la representación legal de los dos deportistas tras el acto de conciliación que acabó sin acuerdo.