Inicio Internacional Knickers, la vaca gigante que asombra a todos

Knickers, la vaca gigante que asombra a todos

Este novillo macho, no vaca, de 1.400 kilos y casi dos metros de altura podría verse tan grande en las fotografías publicadas por las características de su raza.

vaca-gigante-australia

Las fotografías de Knickers, el novillo australiano gigante de pelaje blanco y negro, que aparece rodeado por otras vacas de color marrón que miden la mitad que él, han dado la vuelta al mundo. En España, dadas las fechas, a muchos nos ha recordado un pesebre cuando mezclas figuritas de diferentes tamaños.

Los medios de comunicación se han hecho eco de esta simpática historia y las redes sociales se han llenado de fotos de Knickers. Pero, pasado el primer impacto de estas fotos tan divertidas llega la opinión de los expertos.

Veterinarios y biólogos de todo el mundo comparten opinión: Knickers ni es una vaca ni es tan espectacularmente gigante.

El novillo Knickers pesa 1.400 kilos y mide casi dos metros, es decir se trata de un rumiante de gran tamaño. Pero su grandeza es relativa porqué se está comparando con una raza de vacuno con características físicas mucho más pequeñas que la suya.

Esta historia necesita cierta perspectiva. Es importante tener en cuenta que Knickers no es una vaca sino un novillo, y que los machos suelen ser un poco más grandes que las hembras. Pero además, su raza también es importante.

Knickers es un novillo de la raza Holstein o vaca frisona. Esta raza típica de la región centro europeas (Alemania, Bélgica y Holanda) que destaca por su alta producción de leche, carne y buena adaptabilidad. Estas características han hecho que actualmente sea la raza más común en todo el mundo. Esta raza de vaca suele alcanzar los 600 kg en hembras y hasta 1000 kg en machos.

Los novillos pueden crecer a tamaños tremendos a una edad madura. No es raro que el ganado de la raza Holstein criado como bueyes alcancen un peso alrededor de los 1300 kg

Lo impactante del tamaño de Knickers también fue la comparación con sus compañeros de granja de una raza con características física mucho más pequeñas y de menor edad.

Aparte de la edad y la raza, Geoff Pearson, el propietario de Knickers, asegura que los padres de este novillo no eran particularmente grandes, ni él era más grande al nacer. “Solo era un becerro común que se convirtió en un gigante”, asegura.